Renta 2013: Guía para rendir cuentas a Hacienda
reuters

Renta 2013: Guía para rendir cuentas a Hacienda

El fin de la deducción por compra de vivienda y la nueva tributación de las plusvalías, principales novedades

Actualizado:

Más de diecinueve millones de contribuyentes se preparan para rendir cuentas a Hacienda. El pasado martes, 1 de abril, la Agencia Tributaria dio el pistoletazo de salida de la nueva campaña de la renta 2013. Desde ese momento se puede solicitar y confirmar el borrador, aunque si usted, por el tipo de rentas que obtiene, es de los que está obligado a presentar declaración, tendrá que esperar hasta el próximo mes de mayo para poder presentarla.

Mejores servicios

Entre las novedades de esta campaña figura el nuevo Programa de Ayuda para la Declaración de la Renta, el conocido como PADRE, que mejora el proceso de descarga y traslado de datos fiscales, permitiendo realizar la descarga conjunta de los archivos de datos fiscales y personales de todos los miembros de la unidad familiar.

Esta campaña de la Renta contará también con la novedad del PIN 24 horas como alternativa al servicio REN0 para la obtención rápida del borrador y los datos fiscales, así como para la presentación de la declaración y, en su caso, la consulta del estado de la devolución.

A diferencia de RENO, que exige tener delante la declaración del año anterior, o el número de referencia que Hacienda envía, el PIN 24 horas no requiere que el contribuyente recuerde la casilla 620 de la declaración del año anterior y permite presentar declaraciones a ingresar y efectuar telemáticamente el ingreso sin necesidad de domiciliación bancaria. El PIN, además, se puede utilizar para otros trámites ajenos a la campaña y no es necesario recordar la clave de acceso, dado que cada día se puede solicitar una nueva.

Rentas del extranjero

Otra de las novedades de este año es que Hacienda le avisará de que usted en años anteriores tuvo rentas en el extranjero y que si también las obtuvo en 2013 tiene que declararlas aunque no aparezcan en los datos fiscales, porque la Agencia Tributaria recibe este información con posterio- ridad.

Como avanzó ABC, si usted era de los 35.000 ciudadanos que todavía rellenaban el impreso a boli, olvídese. En esta campaña ya no se venden estos impresos, pero Hacienda les ofertará hacerles la declaración en sus oficinas con cita previa, aunque no estén en el colectivo de contribuyentes que cumplen los requisitos para ello.

Obligados a declarar

Como en años anteriores no están obligados a declarar los contribuyentes con rentas exclusivamente procedentes del trabajo hasta un importe de 22.000 euros anuales. El límite para no declarar se reduce a 11.200 euros si los rendimientos proceden de más de un pagador, y también cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas. Ambos límites se aplican también si el contribuyente ha obtenido dividendos, intereses y plusvalías con retención con un tope conjunto de 1.600 euros o si han obtenido rentas inmobiliarias imputadas, del capital mobiliario no sujetos a retención de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas, con el límite conjunto de 1.000 euros.

Igual que en la pasada campaña, tampoco estarán obligados a declarar los contribuyentes que cuenten con rentas del trabajo, capital y actividades económicas, así como ganancias patrimoniales con el límite conjunto de 1.000 euros, junto con pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros. En todo caso, aunque no tengan obligación, si tienen derecho a deducción por compra de vivienda, planes de pensiones, o cualquier otro concepto le interesará hacer la declaración.

Borrador o declaración

Podrán utilizar el borrador de la renta la mayoría de los contribuyentes: los que tengan rendimientos del trabajo, del capital mobiliario y ganancias patrimoniales con retención o ingreso a cuenta; quienes tengan fondos de inversión con pérdidas, los que reciban subvenciones no destinadas a actividades económicas, los que tengan hasta ocho inmuebles no alquilados o sean titulares de valores públicos amortizados con rendimiento cero o que hayan percibido rendimientos del capital mobiliarios e inmobiliario procedentes de entidades en atribución de rentas. Por el contrario, si recibe rentas por actividades económicas, ingresos por alquiler de inmuebles o ha vendido casas u otros activos sin retención no tendrá más remedio que realizar la declaración.

Errores frecuentes

Los expertos aconsejan revisar cada uno de los datos que aparecen en el borrador ya que es usted el responsable, y no Hacienda, de ingresos no incluidos, o errores cometidos. De ahí, que la propia Agencia Tributaria recomienda mirar con especial atención a los inmuebles y sus referencias catastrales, las circunstancias personales y familiares, especialmente si cambiaron en 2013 como por ejemplo por el nacimiento de un hijo, aportaciones a planes de pensiones, cuotas sindicales, subvenciones recibidas, deducción por maternidad, por inversión en vivienda habitual o por alquiler de vivienda habitual.

Confirmación del borrador

Una vez comprobado que todo es correcto, y modificado en caso de ser necesario, se puede entregar el borrador por internet en todos los casos, tanto si es a pagar como a devolver; por teléfono, (servicio automático: 901 12 12 24) o SMS (638 44 41 47) si es a devolver; por teléfono, con operador (901 200 345) si es a devolver o ingresar y se domicilia el pago; o banca electrónica o telefónica y en cajeros automáticos si es a devolver o ingresar y no se domicilia. Si se domicilia el pago, se puede presentar el borrador o declaración hasta el 25 de junio, pero Hacienda no le cobrará hasta el 30, último día de la campaña. Si no hay domiciliación, las declaraciones y borradores se pueden presentar hasta el 30 de junio.

Rentas exentas

A la hora de rellenar la declaración, tenga en cuenta las nuevas normas fiscales que afectan a esta declaración y que pueden beneficiarle o perjudicarle. Así, por ejemplo, desaparece el límite de 15.500 euros aplicable a la exención en el IRPF de las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único. Y si usted recibe dividendos de una Socimi, (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria) no se aplicará la exención por dividendos de 1.500 euros.

En los rendimientos del trabajo hay que tener cuidado con las retribuciones en especie ya que no se consideran rendimientos del trabajo en especie ni, por tanto, tributan las cantidades satisfechas por la empresa por los gastos e inversiones efectuados en 2013 para formar a los empleados en el uso de nuevas tecnologías, cuando su utilización solo pueda realizarse fuera del lugar y horario de trabajo.

Además, las indemnizaciones derivadas de la extinción de la relación laboral, o de la relación mercantil de administradores y miembros de los Consejos de Administración, cuando superen determinados importes, no podrán beneficiarse de la reducción del 40% aplicable a las rentas generadas en un periodo superior a dos años.

Tributación de plusvalías

Desde el año pasado, las ganancias y pérdidas patrimoniales por transmisión de inmuebles, acciones, fondos de inversión, etc., reciben un trato distinto en función de si se han mantenido un año o menos en poder del contribuyente, o más de un año. Si se trata de plusvalías o minusvalías generadas en menos de un año, pasarán a sumar o restar la base imponible y llegarán a tributar al tipo marginal (hasta el 56% en algunas comunidades). Si se derivan de activos comprados hace más de un año, se integran en la base imponible del ahorro, más beneficiosa desde el punto de vista fiscal.

Deducción por vivienda

El 1 de enero de enero de 2013 se suprimió la deducción por compra de vivienda habitual pero solo para las casas adquiridas a partir de ese momento. Por tanto los contribuyentes que compraron su vivienda antes de ese momento, y por tanto ya se estaban aplicando la deducción –un 15% de los gastos destinados a la adquisición, incluida la hipoteca, con un máximo de 9.015 euros– podrán seguir haciéndolo.

Además se ha introducido una deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación, concretamente desde el 29 de septiembre. Y, en la misma línea, se aumenta la deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad.

Deducciones autonómicas

Antes de entregar su declaración no olvide que dependiendo de la comunidad autónoma en la que reside se puede aplicar unas deducciones u otras.