Atlético-Real MadridVinicius y Bale, determinantes

El brasileño volvió a ser decisivo con una escapada que Giménez cortó en penalti que Ramos tradujo en el 1-2, y Bale sentenció con el 1-3

Actualizado:

El derbi fue un buen partido por fin, con goles, todo lo contrario de los empates y la presión sin fin que dejó los anteriores duelos madrileños con mucha emoción y poco fútbol.

Casemiro marcó de chilena el primer gol, en un fallo de marcaje rojiblanco a la salida de un córner. El brasileño bebió antes de la botella de agua de Oblak, hecho que le permitió no ser vigilado y volver al campo para rematar solo. Era el tercer gol de Casemiro esta temporada, el segundo en Liga.

El Atlético empató con una escapada de Griezmann que el linier señaló como fuera de juego y el VAR concedió.

Vinicius, que ya se había escapado tres veces por la izquierda, volvió a ser el delantero madridista más incisivo. Se fugó por su banda y Giménez le hizo penalti. El brasileño fue clave ante el Valladolid, ante el Gerona en la Copa, ante el Barcelona en el Camp Nou y ahora en el Metropolitano. Ramos, que no falla un penalti, transformó la pena máxima en el 1-2.

Bale sustituyó a Vinicius a la hora de partido y el galés anotó el 1-3 en un buen contragolpe madridista, con un disparo cruzado por raso desde dentro del área. Hizo un corte de mangas al celebrar el gol. Falló otra clara oportunidad en un centro medido de Benzema, excelso el francés, que el británico cabeceó alto.

Courtois sufrió pitadas constantes, después de saber que su placa colocada en los alrededores del Metropolitano estaba llena de escupitajos, con un cruz y una rata de peluche encima.