Fútbol

Piqué recluta a Messi y a Cesc para el Andorra

Los dos futbolistas han entrado como socios accionistas en el club que recientemente ha comprado el defensa

BarcelonaActualizado:

Son tres grandes amigos fuera de los terrenos de juego, un trío inolvidable sobre el césped formando parte de uno de los mejores Barça de toda la historia y ahora compartirán despacho al compartir mesa de reunión en el Andorra, club que hace unas semanas compró Gerard Piqué. El central ha convencido a Leo Messi y Cesc Fábregas para que entren en el club andorrano como socios accionistas, según ha publicado este martes el Diari d'Andorra. El central se hizo con la mayoría de acciones del club del Principado a través de su empresa Kosmos, de la que es fundador y presidente. Uno de los objetivos prioritarios es reforzar económicamente la entidad y relanzar su situación deportiva. La hoja de ruta está clara y el primer capítulo del libro recoge que deben ascender a Tercera división catalana, ya que Piqué tiene claro que la misión es ubicar al Andorra en un corto periodo de plazo en Segunda división.

Una de las primeras medidas ha sido redefinir el proyecto deportivo y para ello ha contratado para dirigir desde el banquillo a Gabri y a Jorquera como duo técnico. Los dos exjugadores del Barcelona se formaron como técnicos en las categorías inferiores del club catalán y demostraron su valía llevando al juvenil a la final de la Youth League europea. También ha reforzado la plantilla con cuatro jugadores que han arribado en las últimas semanas: Ernest Forgas, Oriol Dot, Joan Cervós y Claudio Bové, aunque el primero en vestirse con la zamarra del Andorra ha sido Adriá Vilanova, hijo de Tito Vilanova y que abandonó el filial del Mallorca para enrolarse en este nuevo proyecto. Ernest Forgas es un ariete que militaba en el filial del Reus y que se había formado en el Nástic. Oriol Dot no tenía equipo aunque si experiencia en la Tercera catalana y la segunda B le avalan. Joan Cervós es un lateral izquierdo que ha sido internacional absoluto con Andorra. Claudio Bové, por su parte, es una joven promesa del futbol andorrano. Experiencia y juventud es el cóctel que está tratando de mezclar Piqué para lograr su ascenso al fútbol profesional.

Tras reforzar la parcela deportiva, ha llegado el momento de apuntalar la estructura empresarial del Andorra y Piqué ha tirado de contactos. Si su amistad con Horoshi Mikitani le supuso la ayuda del presidente de Rakuten en su nuevo proyecto, ahora también ha querido servirse de la fuerza mediática de dos futbolistas con los que mantiene una gran amistad: Leo Messi y Cesc Fábregas. Tanto el capitán del Barcelona como el aún centrocampista del Chelsea se han unida a la nueva aventura empresarial del defensa catalán con su entrada en el accionariado de una forma simbólica.