Wagner sonará en Tel Aviv pese a la cancelación del concierto en la universidad

El recital, que estaba inicialmente previsto para el día 18, despertó airadas protestas de supervivientes del Holocausto, pero finalmente se celebrará en el hotel Hilton el día 16

JERUSALEN Actualizado:

Un concierto con piezas del compositor alemán Richard Wagner cancelado esta semana por la Universidad de Tel Aviv se celebrará finalmente en el hotel Hilton de la ciudad el próximo día 16, dijo su director, el israelí Asher Fisch.

"Estoy muy contento, pero deberías ver a los músicos, ellos están muy emocionados", declaró en conversación telefónica en referencia a los 91 integrantes de la orquesta bajo su batuta. Fisch señaló que el hotel, en tanto que entidad privada, "no tiene porque aceptar dictado alguno sobre lo que hacer", a diferencia de lo que sucede con centros públicos o dependientes de patronazgos.

El concierto estaba inicialmente previsto para el próximo día 18 y -como siempre sucede con Wagner en el Estado judío- despertó airadas protestas, especialmente de supervivientes del Holocausto, tanto por el antisemitismo del compositor romántico como por que se convirtió en el músico de cabecera de Adolf Hitler.

Wagner sigue siendo en Israel un tabú apenas roto en las últimas décadas

La Universidad retiró entonces la autorización al evento con el argumento de que los organizadores habían ocultado "de forma deliberada" que Wagner formaba parte del programa, que recibieron "fuertes protestas" y que su celebración "ofendería profundamente al público israelí en general y a los supervivientes del Holocausto en particular".

Un asunto político

"Tras la cancelación, contactamos a los músicos y buscamos un nuevo lugar para celebrarlo", explicó el director, nada sorprendido por la decisión de la universidad. "Lo veía venir. Es un asunto político. No creo que las quejas vengan realmente de víctimas del Holocausto. Yo crecí entre víctimas del Holocausto. Aquí el debate está lleno de ignorancia y desinformación. La mayoría de israelíes cree que Wagner compuso durante la Alemania nazi", defendió.

La figura de Wagner sigue siendo en Israel un tabú apenas roto en las últimas décadas. El director Daniel Barenboim, apasionado de Wagner y que tiene pasaporte argentino, israelí, español y palestino, ya experimentó en 2001 la dificultad de interpretar al músico alemán en Israel, cuando una parte del público abandonó su concierto en que interpretaba fragmentos de "Tristán e Isolda".