Las protestas vuelven a silenciar a Wagner en Israel
Richard Wagner - ABC

Las protestas vuelven a silenciar a Wagner en Israel

La Universidad de Tel Aviv se ha visto obligada a cancelar el concierto que tenía previsto ofrecer el próximo 18 de junio, para el que se había creado una orquesta para la ocasión, formada por un centenar de músicos

MADRID Actualizado:

No ha podido ser. Si hace unos días varios medios de comunicación anunciaban la organización, por parte de la Universidad de Tel Aviv, de un concierto con música de Wagner, rompiendo así el boicot al que muchos en Israel tienen sometido al compositor alemán desde hace siete décadas, las protestas de algunos de los supervivientes del Holacausto han conseguido acallar esta nueva iniciativa.

El diario Haaretz informaba este lunes de la cancelación del evento por parte de la Universidad de Tel Aviv University, que iba a tener lugar en su campus el día 18 de junio. La institución ha argumentado que ha tomado dicha decisión debido a las encendidas protestas que ha levantado el concierto.

Al parecer, la institución universitaría ha remitido una carta a Yonathan Livni, representante y fundador de la Asociación Wagner de Israel, organizadora del concierto, que había alquilado el Auditorio Smolarz, rechazando su petición. En ella le acusan de «ocultar deliberadamente» que la intención del concierto era la de interpretar obras de Wagner, y de no revelar el nombre de la asociación a la que representaba.

«Usted deliberadamente nos ocultó este dato básico ...», indica la carta. Según el texto, la organización de este evento, que se enmarcaba dentro de una jornada que llevaba por título «Un encuentro académico musical: Herzl-Toscanini-Wagner», ha provocado numerosas protestas pidiendo la suspensión de un acto «que podría ofender profundamente al público israelí en general y a los supervivientes del Holocausto en particular».

Carta al Primer Ministro Netanyahu

Entre las voces que se han levantado contra este acto, según el diario Haaretz, se encuentra la de Uri Chanoch, vicepresidente del Centro de supervivientes del Holocausto, que representa a 52 organizaciones de todo el mundo. Chanoch escribió una carta al presidente de la Universidad de Tel Aviv, Yosef Klafter, pidiéndole que prohibiera el concierto pues consideraba inaceptable que la música de Wagner que sonó en los campos de concentración nazis fuera interpretada ahora en un escenario de la Universidad de Tel Aviv.

«Esto es tortura emocional para los supervivientes del Holocausto»

«Esto es tortura emocional para los supervivientes del Holocausto y para un amplio público del Estado de Israel», afirmó Chanoch, que ha remitido la misma cara al Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu y al ministro de Educación, Gideon Sa'ar.

Livni había reclutado a una orquesta de cien músicos, contratados exclusivamente para este concierto, que iban a ser pagados con dinero privado, con el fin de no molestar a nadie.

El diario Haaretz informa también en su página web de ayer de otro boicot sufrido por el compositor alemán recientemente. Al parecer, el pasado mes, la Ópera de Israel pidió a un coreógrafo británico que eliminará un fragmento con música de Wagner contenido en la banda sonora de un espectáculo que iba a ser presentado en Tel Aviv.