Vargas Llosa: «La mejor manera de morirme sería con la pluma en la mano»
El escritor Mario Vargas Llosa, en una imagen de archivo - AFP
GALARDÓN

Vargas Llosa: «La mejor manera de morirme sería con la pluma en la mano»

El Nobel de Literatura ha recibido el Premio Libertad Cortes de Cádiz y ha elogiado a Don Juan Carlos y a Felipe VI

Actualizado:

Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) ha confesado que para él «la mejor» manera de morirse sería «con la pluma en la mano» porque escribir le hace «gozar», mantiene vivas sus «ilusiones» y es «un anhelo» imparable que ahora le ha llevado a escribir una nueva obra de teatro, «Los cuentos de la peste».

El premio Nobel de Literatura ha hecho estas confesiones en Cádiz, donde ha recibido el Premio Libertad Cortes de Cádiz, un galardón que rinde homenaje a quienes han contribuido a extender la libertad en el ámbito iberoamericano y que en sus anteriores ediciones han recibido personalidades como Don Juan Carlos, Álvaro Uribe, Adolfo Suárez, Lula da Silva y José Mujica.

En una rueda de prensa, Vargas Llosa ha señalado que para él es «un honor» recibir esta distinción, con la que el jurado ha querido destacar «su acendrada defensa de la libertad tanto en la prensa como en la política y su afán por mantener, a través de la literatura, la perfección de la lengua castellana».

Felipe VI está «extraordinariamente bien preparado» para ejercer el cargo«Nunca he escrito pensando en los premios», comentaba el escritor, mientras recordaba que quienes, como él, tienen la suerte de ser reconocidos, deben ser conscientes de que «no siempre llegan a los mejores» y recordar que la historia de la literatura está llena de «injusticias» que lo demuestran.

Ni la edad ni los premios han hecho mella en su pasión por escribir y el autor de «La ciudad y los perros» ha contado que ha dedicado su último año a una obra de teatro que se titula «Los cuentos de la peste» y está «vagamente» inspirada en el «El Decamerón» de Giovanni Boccaccio. Es una vieja idea que le daba «vueltas en la cabeza» desde que muy joven leyó esta obra, que narra cómo un grupo de jóvenes deciden «escapar» de la peste que en 1348 arrasó Florencia «de una manera imaginaria», encerrándose en un jardín a contar cuentos.

Escribir, su manera de «gozar»

Vargas Llosa ha asegurado que va a seguir escribiendo «mientras me de la mano, mientras me de la cabeza» porque para él «la mejor manera de morirme sería con la pluma en la mano, trabajando». «Escribir me hace gozar», ha insistido el escritor, mientras explicaba que su meta como autor siempre ha sido acercarse al genio de esos escritores «que han enriquecido mi vida» y han hecho que sea «mucho menos mediocre».

«La recuperación será más rápida de lo que pronostican los economistas»El Nobel, a quien en 2011 el Rey Juan Carlos le concedió el título de marqués, ha opinado también sobre diversos aspectos de la actualidad española. Así, ha considerado que la decisión de Don Juan Carlos de abdicar le ha parecido un gesto «muy generoso» y «oportuno» y que Felipe VI está «extraordinariamente bien preparado» para ejercer el cargo «con una formación sin precedentes en la historia de la Monarquía española».

Por eso a Vargas Llosa no le ha sorprendido apreciar en España que este proceso se ha vivido con «esperanza», porque Felipe VI, «además de preparación y juventud», tiene un espíritu «muy realista». «Hay razones para el optimismo» ha insistido el Nobel, para después señalar que, en su opinión, también las hay para pensar que lo peor de la crisis económica española «ya no está por delante» y que «la recuperación será más rápida incluso de lo que pronostican los economistas».