Dibujo de C. Tangana
Dibujo de C. Tangana - Diego de los Reyes
Proyecto ABC Cultural

La «retromasculinidad» de Diego de los Reyes

Vivimos hoy el renacer de un tipo de masculinidad completamente opuesto a la del «padre tonto». Diego de los Reyes subraya con su Proyecto ABC Cultural cómo el concepto de «hombre políticamente correcto» está a punto de desaparecer

MadridActualizado:

«No existe nada más liberador para un hombre que la muerte de su propio padre». Esta frase lapidaria la dijo un día cualquiera uno de mis profesores en la Universidad Complutense, concretamente en la clase de Teoría de la Comunicación. Fue un momento tremendo, un tanto cruel y despiadado, pero esta sentencia ha configurado muchas de mis investigaciones sobre procesos de construcción masculina.

Fuera de lugar

Es innegable que los tiempos van cambiando, y lo que ayer era «la norma», hoy esta totalmente fuera de lugar. Muchos de nosotros nos hemos criado con padres que querían lo mejor para nosotros, la mejor educación, el mejor oficio... Cuántas veces escucharé lo de «no entiendo a mi hijo». Y siempre pienso que no has de entenderlo, sólo aceptarlo y apoyarlo. Los hijos nunca serán una copia de sus padres, los hijos son un elemento disruptivo que superaran a sus padres.

Retrato de Poli Díaz
Retrato de Poli Díaz - Diego de los Reyes

La creación de un nuevo arquetipo es profundamente complicada. Muchas generaciones han conseguido desvincularse de la anterior de forma drástica, pero hoy lo que vemos en los nuevos modelos de lo masculino no es un elemento novedoso: es una revisión de la generación que precede a la de nuestros padres.

«Los hijos nunca serán una copia de sus padres, los hijos son un elemento disruptivo que superaran a sus padres»

La generación actual se ha criado con un padre ausente por el trabajo o viendo una masculinidad despreocupada y sin valor en televisión. Hombres que rozan la estupidez, sin capacidad de determinación ni autoestima, como los protagonistas de «Friends» o series con padres que, aunque divertidos, eran completamente ceros a la izquierda, como en «Los Serrano», «Casados con hijos», «Los Simpson» o «Un chapuzas en casa», y llegando casi a la actualidad con «Dos hombres y medio» y «Padre de familia». Como nota curiosa, estos personajes tienen una figura femenina más poderosa que siempre soluciona los problemas y que les tratan como si fueran niños grandes. La generación actual no se ha identificado con este canon impuesto y ha buscado referentes en la generación de sus abuelos.

Retrato de antonio Flores
Retrato de antonio Flores - Diego de los Reyes

En la búsqueda de la diferenciación de la generación anterior, se ha producido un fenómeno casi olvidado: se ha recuperado la «generación Quinquin», una generación marcada por las drogas, la pobreza y la delincuencia. Fue una quinta que llegó al extremo y quiso romperlo ocambiarlo todo. Eran arriesgados, altivos y con un ego sobreelevado; llevaron al límite todos sus actos delictivos así como ponían contra las cuerdas sus cuerpos con un consumo de estupefacientes desmedido.

De repente, estos delincuentes traspasaron las noticias llegando a convertirse en héroes callejeros. Películas como «Navajeros», «El Vaquilla», «El Torrete», «Perros callejeros», «El pico» o «Colegas» llevaron al estrellato a personajes salidos de la marginalidad. Actores como José Luis Manzano, El Pirri o El Torente, e hijos rebeldes de famosos como Antonio Flores, fueron los protagonistas de estas películas que denunciaban las desigualdades económicas y sociales, que alertaban de la corrupción en la política y lo policial.

Retratode Cecilio G.
Retratode Cecilio G. - Diego de los Reyes

En la actualidad, se está viendo un renacer de este carácter de masculinidad completamente opuesta a la del padre tonto. Los jóvenes están tomando las calles de las ciudades más que nunca. Además, con el pollo de las redes sociales que dominan como nadie, han conseguido difundir su mensaje de manera viral. Estos jóvenes han perdido el miedo y el respeto a las instituciones, viven muy al limite de la sociedad y la legalidad establecida y además juegan con ella a su antojo. Esta generación es radicalmente diferente a la de estos a los que intentan imitar: los actuales son gente con acceso a la información y, en la mayoría de los casos, jóvenes con una formación adecuada. Saben cómo financiarse y cómo conseguir generar dinero. Son una auténtica apisonadora de un nuevo estilo de vida.

Es la suya una masculinidad fuerte y determinante, llegando incluso a límites poco aceptables frente a lo femenino y enfrentándose o coqueteando con lo «queer». Una masculinidad con un ego extraexaltado y con una estética de chandal y de «junkie» (drogadicto). Por el momento, un estilo musical los está uniendo, y éste es el trap. Nombres como los de C. Tangana, Kaydy Cain, Reas B o Yung Beef, son un claro exponente de cómo el concepto de hombre políticamente correcto esta apunto de desaparecer.

Dibujo de Kaydy Cain
Dibujo de Kaydy Cain - Diego de los Reyes
Dibujo de Yung Beef
Dibujo de Yung Beef - Diego de los Reyes