Internacional

Internacional

Breivik, condenado a 21 años de cárcel por la matanza de Oslo y Utoya

Día 22/07/2013 - 11.01h
Temas relacionados

El tribunal lo considera penalmente responsable y lo declara culpable por la muerte de 77 personas. La defensa pedía su ingreso en un psiquiátrico. Podría pasar más tiempo en prisión si se le sigue considerando un peligro

reuters

El asesino confeso Anders Behring Breivik deberá pasar al menos 21 años en prisión tras ser declarado culpable este viernes de haber matado a 77 personas en Oslo y Utoya en julio de 2011. El tribunal que lo juzga en Oslo lo ha condenado, por unanimidad, a la pena máxima por los atentados del pasado año.

Breivik no podrá solicitar la libertad condicional durante los diez primeros años, como establece la pena de custodia dictada por la magistrada principal Wenche Elizabeth Arntzen. Esa figura legal del Derecho noruego puede equivaler en la práctica a una cadena perpetua, ya que una vez cumplida la pena, ésta se puede prolongar de forma indefinida si se considera que el reo sigue siendo un peligro para la sociedad. Breivik cumplirá condena en un centro de máxima seguridad en el penal de Ila, al oeste de Oslo, donde permanece en prisión preventiva desde hace un año.

El ultraderechista tendrá, pues, que cumplir condena en la cárcel, después de que la juez lo haya considerado penalmente responsable de la matanza. La defensa de Breivik había solicitado que su cliente fuese ingresado en un centro psiquiátrico al asegurar que sufre una enfermedad mental. Los magistrados han tomado la decisión tras analizar dos estudios psiquiátricos que se le practicaron al acusado y que arrojaron conclusiones opuestos: el primero lo considera un enfermo mental que debe recibir tratamiento psiquiátrico; el otro rechaza ese diagnóstico y lo declara penalmente responsable de los actos, cuya autoría él siempre ha asumido.

Breivik, que inicialmente había dicho que solo recurriría en caso de ser declarado un enfermo mental y condenado a tratamiento psiquiátrico forzoso, recibió la lectura del veredicto con una sonrisa. Al entrar en la sala, tras quitarle las esposas, Breivik hizo un saludo ultraderechista, con el brazo derecho extendido y el puño cerrado. Durante los tres primeros días del juicio, Breivik había repetido ese saludo al comienzo de la vista, pero luego dejó de hacerlo, siguiendo el consejo de sus abogados, que habían recibido una queja de los representantes legales de los familiares de las víctimas y los supervivientes de la masacre por inapropiado.

Breivik hizo estallar una furgoneta bomba el 22 de julio de 2011 en el complejo gubernamental de Oslo, provocando la muerte de 8 personas, y luego se trasladó en coche a la isla de Utøya, al oeste de la capital, donde cometió una matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas, en la que murieron 69 personas.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.