Alumnos de FP Dual
Alumnos de FP Dual - M. CIEZA

El Gobierno impulsará la FP dual con un presupuesto de 23 millones en 2018

Educación redacta un borrador de Real Decreto con nuevas ayudas a las empresas que contraten a estudiantes y la mejora de los convenios laborales

MadridActualizado:

La Formación Profesional (FP) siempre ha sido la hermana pobre del sistema educativo español. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo en Europa) ha señalado en su último informe, que solo el 12 por ciento de los alumnos españoles está matriculado en la FP. Un porcentaje que es insignificante en el caso de la FP Dual -que combina la formación y la práctica en empresas en el mismo periodo de tiempo-, ya que solo el 0,4 por ciento recibe esta formación. Sin embargo, a pesar de este bajo índice de estudiantes, la tasa de ocupación es del 74 por ciento, frente al 63 por ciento de la FP general, en la que los alumnos estudian, pero realizan prácticas en empresas durante menos tiempo que la dual.

En los últimos seis años, el número de alumnos de la FP dual no ha parado de crecer. Así, mientras que en el curso 2012-2013 eran 4.292; en el 2016-2017 escaló a los 23.973. Un aumento que se refleja también en el número de empresas colaboradoras, pasando de 513 a 10.081 en el mismo periodo.

Estigma social

Estos datos han animado al Ministerio de Educación a poner en marcha un plan para impulsar la Formación Profesional Dual, a cuyo borrador ha tenido acceso ABC. Con esta iniciativa quieren intentar atenuar el estigma que los estudios de la Formación Profesional tienen en España, en relación con otros países europeos; aumentar la «empleabilidad» de estos alumnos y conseguir una «mayor implicación del centro de trabajo con el centro escolar», señalan fuentes del Ministerio de Educación. Junto a este plan, el Ministerio de Educación ya trabaja en un importante aumento del presupuesto destinado a la FP dual, que pasaría del millón de euros de 2016 a unos 23 en 2018, según las previsiones que baraja este departamento ministerial. En 2017 no hubo financiación y el presupuesto salió de otras partidas.

En lo que se refiere al plan, es el embrión del Real Decreto que tiene previsto aprobar el Gobierno en el primer trimestre de 2018, y que fue anunciado el pasado miércoles por el ministro Íñigo Méndez de Vigo en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

El primer Real Decreto de la FP dual fue aprobado por el Consejo de Ministros el 8 de noviembre de 2012. Esta modalidad educativa fue impulsada por el anterior ministro de Educación, José Ignacio Wert. Con esta nueva iniciativa legislativa se quieren regular nuevos aspectos de la formación y de la contratación.

Bonificaciones

Una de las cuestiones más importantes en las que está trabajando el Gobierno son las nuevas bonificaciones que se quieren aplicar a las empresas que contraten para trabajar a los alumnos de la FP dual. Así como otras medidas de fomento del empleo.

En el régimen actual, estas empresas pueden acceder a bonificaciones a la Seguridad Social. El Ministerio de Educación está trabajando en una nueva línea de ayuda, o lo que es lo mismo, más bonificaciones para las empresas que terminen convirtiendo en indefinido el contrato en práctica de estos alumnos.

Igualmente, en este capítulo de ayudas, también hay que hacer referencia a las que se quieren aplicar a las Pymes, con el objetivo de que constituyan consorcios de pequeñas y medianas empresas y puedan contratar a más alumnos. Finalmente, el Ministerio quiere también aprobar mejoras económicas para los profesores que se formen en empresas y para los tutores de los centros.

Para que estas medidas sean posibles, los responsables ministeriales han iniciado conversaciones con la Confederación Empresarial de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Cepyme y las Cámaras de Comercio.

Al margen de las prestaciones económicas o bonificaciones a las empresas colaboradoras, el Real Decreto regula otros aspectos jurídicos de la FP dual.

Uno de ellos es la relación entre las empresas y los centros educativos, a través de los convenios. Lo que se pretende es clarificar la regulación jurídico para todo el territorio nacional. Actualmente no hay un único sistema, ya que los centros utilizan convenios y las autonomías otra figura jurídica.

Otro de los elementos importantes es saber cómo va a quedar la regulación del tutor de los alumnos, tanto en el sistema educativo como en las empresas. Hoy en día no hay ninguna regulación, y se quieren fijar cuestiones como las características que tienen que tener, la experiencia profesional, las funciones y sus responsabilidades.

El papel de las empresas colaboradoras en el desarrollo de esta formación también se quiere potenciar. Para ello, se va a facilitar la agrupación de empresas pequeñas para que puedan ofertar más puestos de trabajo. Las empresas con mayores dimensiones lo tienen más fácil y se trata de que las de menor tamaño no tengan problemas a la hora de contratar.

Cursos de especialización

El aumento de la corresponsabilidad de la empresa con el alumno es otro de los objetivos del plan. En este sentido, Educación quiere impulsar la beca o el contrato de formación para adaptarlo a la modalidad de FP dual y que los estudiantes puedan prolongar su relación laboral con los centros de trabajo.

Finalmente, entre las medidas destacadas de este plan, hay que hacer referencia a la posibilidad de que, al margen de las titulaciones, se puedan impartir cursos de especialización «para adaptarse a las necesidades de las empresas y a los cambios del entorno», subrayan las fuentes consultadas.

Estas líneas son susceptibles de cambiar o ser mejoradas con aportaciones externas, ya que el Ministerio de Educación tiene previsto iniciar esta misma semana los contactos técnicos con las comunidades autónomas. Serán las regiones las que tengan la última palabra en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación.