La sede de la SGAE, en Madrid
La sede de la SGAE, en Madrid - EFE

SGAEAsí funciona la «rueda» de las televisiones: música «tuneada» para generar derechos de autor

La Policía habla de una «organización criminal» que se dedica a crear «música de baja calidad, registrando falsos arreglos sobre obras de dominio público» que titulariza a nombre de testaferros y emite de madrugada

MadridActualizado:

Temas libres de derechos de autor, a los que se hacen «falsos arreglos», se registran como nuevos y se emiten, «en connivencia» con responsables de programación distintas cadenas de televisión, de madrugada para generar ingresos por propiedad intelectual. En eso consiste la llamada «rueda» de las televisiones que investiga la Policía.

La Policía Nacional se ha personado en varias cadenas, entre ellas la EiTB, y en la SGAE para recabar información sobre la «organización criminal» que se dedica «a la creación de música de baja calidad, registrando falsos arreglos sobre obras musicales de dominio público y titularizándolas a nombre de testaferros y empresas editoriales».

«El entramado -indica en un comunicado la policía- creaba música de baja calidad y registraba falsos arreglos en obras musicales de dominio público para emitirlas en programas nocturnos de televisión, en connivencia con algunos responsables de programación de estas cadenas». Se trataba, ha explicado la Policía, de «generar un enriquecimiento injusto a través del pago de derechos de propiedad intelectual realizado» por la SGAE en sus liquidaciones promovido por «un grupo de autores y editoriales».

La marcha de Antón Reixa

El 70% del dinero que recaudaba en 2015 la SGAE en concepto de derechos de autor por la música en televisión correspondía a piezas emitidas en la franja nocturna, que sólo cuenta con un 1% de audiencia. El expresidente de la SGAE, Antón Reixa, achacó su cese en julio de 2013 a este problema, que «podría llevarse por delante» en pocos años la gestión de los derechos de autor, decía, y denunció en una carta dirigida a los socios que «once autores podrían haber recaudado, en cinco años, más de 25 millones de euros mediante esta práctica».

Las cadenas de televisión pagan una cuota a la SGAE por el uso de todo su repertorio de música sin distinguir a la hora de facturar la cuota de audiencia, de forma que, según la asociación profesional Plural, «controlan, a través de sus propias editoriales musicales, hasta el 50% de la recaudación de esta música emitida de madrugada».