Cultura

Cultura

Guerra Civil de Biografías

El «Diccionario Biográfico Español» asegura que Francisco Franco «montó un régimen autoritario pero no totalitario». Sinde politiza el debate abierto por los defensores de la memoria histórica

Día 30/05/2011 - 19.07h

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha sumado su voz a las críticas de algunos historiadores como Paul Preston, Santos Juliá, Manuel Viñas y Julián Casanova, contra algunas entradas del «Diccionario Biográfico Español (DBE)», una extensa obra cuyos primeros 25 tomos fueron presentados el pasado jueves, editada por la Real Academia de la Historia. En declaraciones al diario «El País» esos historiadores —algunos vinculados al rotativo— rechazan los calificativos que los redactores del Diccionario han dedicado a Francisco Franco y otras figuras del periodo de la Guerra Civil—y también echan en falta otros—.

Entre otras reivindicaciones, esperan que se añada el término dictador asociado a Franco, puesto que el académico Luis Suárez, autor de esta entrada en el BDE denomina «Generalísimo o Jefe de Estado». También critican que se señale, como ocurre en el libro, que Franco se hizo famoso por demostrar «un frío valor que sobre el campo desplegaba», o que «montó un régimen autoritario pero no totalitario». El director de la Academia, el marqués de Castrillón, no descarta que esos cambios, bastante razonables, se realicen inmediatamente en la versión online y en posteriores impresiones.

Pero la revuelta no está exenta de venganzas personales, como cuando Preston declara a «El País», sobre el hecho de que otro hispanista fuera invitado a escribir una entrada y él no: «Stanley G. Payne es más extranjero que yo». Y en la siguiente frase, el diario le degrada injustamente como «pseudohistoriador» y le compara con Pio Moa o César Vidal. Preston opina razonablemente que la Academia podría haberle encargado la entrada de Franco a alguien tan crítico como solvente, y propone a Enrique Moradiellos (pero a la vez se sugiere implícitamente a sí mismo, cuando confiesa que entiende que «las cosas que yo hago no son del agrado de la Academia»). Por su parte, otro reputado historiador, como Santos Juliá, reconoce que fue invitado a escribir una entrada menor y declinó participar en el proyecto.

Historia no, política

Lo único claro es que la discrepancia raya en España cada vez más el cristal de la opinión pública, donde nadie parece ya capaz de desmontar los argumentos que rechaza sin caer en ataques personales o motivaciones ideológicas. Es lo que demuestra este asunto, que ya ha contagiado la opinión de los estudiosos y especialistas, que debería ser mucho más ponderada. Fuentes consultadas por ABC en el mundillo historiográfico acusan excesos por ambas partes y no dejan de ver «la pura política» animando este motín. Y la prueba la aportaba este mediodía la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que presidió junto a los Reyes la presentación de una obra nacida para hacernos reflexionar sobre lo que somos más que para provocar estas rencillas.

Sinde: «Faltan mujeres»

Decidida, la ministra Sinde ha declarado que confía en que la Real Academia de Historia revise las entradas de los primeros 25 tomos del «Diccionario Biográfico Español» que «no se ajustan a la realidad», según ha manifestado este lunes en declaraciones a los medios. González-Sinde ha afirmado que «hay un campo importante en el que se va a poder mejorar» y cree que la siguiente tanda de 25 tomos y la edición «on line» se modificarán.

A su juicio, en estos volúmenes destaca la «escasísima presencia de mujeres» (solo un ocho por ciento de biografías) por lo espera que se revisen «esos conceptos que no parecen muy contemporáneos», ha indicado. Asimismo, la ministra ha explicado que las academias son «independientes» del Estado, ya que solo las financia y contribuye económicamente, que es una manera como otra de recordarles quién paga. «Tanto el Real Diccionario de la Academia como este son absolutamente independientes y no tienen ninguna interferencia ni del Estado ni de la Administración en ningún caso», ha recalcado.

«Dejará de ser atractivo»

Esta obra reúne más de 40.000 biografías de personajes de todos los ámbitos y todas las épocas, que han sido realizadas por más de 5.000 especialistas. Sinde ha destacado que la Academia, siendo una institución «exigente y rigurosa», hará una «buena revisión», porque si no, «dejará de ser atractivo para los lectores y como herramienta de consulta». «Estas obras enciclopédicas están revisándose continuamente y seguro que habrá posibilidades de mejorarlo y más cuando la edición más consultada será la edición on line», añadió.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.