Al FBI le preocupa que los coches de Google se usen como «armas letales»

Los automóviles sin conductor podrían ser utilizados con malos propósitos si llegasen a caer en las manos equivocadas

Actualizado:

A finales de Mayo, Google presentaba el prototipo de su coche sin conductor. Son automóviles sin pedales o volantes y eléctricos. El conductor sólo se tiene que sentar y esperar a llegar a su destino.

La idea es que el software y sensores que instale Google controle todo, por lo que pretende ser más seguro ya que evitaría algunos errores humanos. Ese prototipo mostraba a un coche pequeño y simpático que en teoría, debería mejorar la vida de personas. El FBI no piensa que eso sea del todo acertado.

The Guardian se ha hecho con un informe del FBI en el que se mencionan algunos riesgos del este aparato. Señalan que si bien podrían ser buena herramientas para la vigilancia, de caer en malas manos podrían ser armas letales».

Por ejemplo, mencionan que la total libertad del conductor mientras el coche se desplaza sólo, podría ser usado por delincuentes quienes no dudarían en disparar a los policías desde la parte trasera del vehículo.

«Autonomía hará que la movilidad sea más eficiente, pero también abre la puerta a otras grandes oportunidades con aplicaciones duales, y caminos para que el coche sea usado más como una potencial arma letal de lo que puede ser hoy en día», dice parte del texto redactado por el Grupo de Asuntos Estratégicos en la Dirección de Inteligencia del FBI.

Temen que los criminales equipen estos automóviles con explosivos y lo programen para que estallen en un objetivo. El FBI predice que los coches autónomos «tendrán un alto impacto en la transformación de lo que tanto fuerzas del orden como criminales pueden hacer».