El Papa ha hecho propia «la esperanza de paz de los niños de Siria, martirizada por una guerra que dura ya ocho años»
El Papa ha hecho propia «la esperanza de paz de los niños de Siria, martirizada por una guerra que dura ya ocho años» - EFE

El Papa enciende la primera de «50.000 velas por la paz en Siria» a los ocho años de guerra

Ayuda a la Iglesia Necesitada recaudará 15 millones de euros para ayudar a familias cristianas, iglesias y conventos

Corresponsal en El VaticanoActualizado:

En el primer domingo de Adviento, que inicia la preparación de la Navidad, el Papa Francisco ha encendido la primera de las «50.000 velas por la paz en Siria», la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada para enviar leche en polvo, medicamentos, ayudas para alquiler, calefacción, etc. a las familias cristianas de Siria, incluyendo regalos de Navidad para quince mil niños.

Al termino del rezo del Ángelus con decenas de miles de personas reunidas en la plaza de San Pedro, el Papa ha hecho propia «la esperanza de paz de los niños de Siria, martirizada por una guerra que dura ya ocho años».

Tomando un grueso cirio blanco hecho en Damasco y adornado con las fotos de cuarenta niños -la mayoría de Alepo- Francisco lo ha encendido «junto a tantos niños sirios y tantos fieles en todo el mundo que encienden ahora las velas de la iniciativa Ayuda a la Iglesia Necesitada» en 23 países.

La campaña tiene por objeto sumar a los 29 millones de euros ya enviados a Siria otros 15 millones más que se destinarán a niños y familias cristianas -en sus hogares o en campos de refugiados- así como al sostenimiento de iglesias, conventos y sacerdotes que trabajan las zonas de conflicto, con el objetivo de que el cristianismo no desaparezca de la tierra donde nació.

Entre los aplausos de los fieles, el Papa ha invitado a rezar un Avemaría juntos por la paz en Siria y para «que Dios perdone a los que hacen la guerra, que Dios perdone a los que fabrican las armas».

En su comentario sobre el primero de los cuatro domingos previos a la Navidad, Francisco ha invitado a centrarse en la preparación espiritual porque, si se piensa solo «en los que comeremos, en lo que compraremos, Jesús pasará sin que nos lo encontremos».

El Papa ah dirigido un saludo afectuoso «a los alumnos y profesores del Colegio Claret de Madrid» y a los grupos de peregrinos llegados desde Valencia y Pamplona, que respondieron con grandes aplausos.