Carla Sánchez Zurdo en el centro de entrenamiento Boostconcept
Carla Sánchez Zurdo en el centro de entrenamiento Boostconcept - Ernesto Agudo

Carla Sánchez Zurdo: «No se consigue una tripa plana por matarse a hacer abdominales»

Dieta equilibrada, ejercicio físico eficaz y un metabolismo activo son las claves que recoge su libro «Eat&Fit» para perder peso con salud

MadridActualizado:

Carla Sánchez Zurdo, nutricionista, entrenadora personal en Boostconcept, y autora del blog Eat&Fit en ABC, lo tiene claro: no existen los milagros para adelgazar. Su amplia experiencia le ha permitido recopilar en un libro, Eat&Fit «La guía definitiva para bajar de peso con salud», las claves para aprender a comer de forma equilibrada y hacer un ejercicio eficaz.

—Tenemos mucha información sobre nutrición, pero cada vez hay más gente con sobrepeso. ¿Qué falla?

—Tenemos mucha información pero la gente no sabe aplicarla. Quieren todo deprisa y corriendo y no tienen paciencia para ver los resultados. No puedes perder lo que has ganado durante años en dos días. Se trata de incorporar cambios poco a poco en tu día a día.

—También es importante el ejercicio. ¿Lo hacemos bien?

—No. Hacer cardio como un loco es un error. Hay quien piensa que sudando pierde grasa y no es así. Para perder grasa tenemos que trabajar a unas pulsaciones del 60% de nuestra capacidad máxima y alargarlas en el tiempo, es decir, un ejercicio de unos 45-60 minutos controlando nuestra intensidad. Para ello es muy importante que trabajemos con un pulsómetro.

—Echar la culpa del sobrepeso al metabolismo, ¿es una una excusa?

—Es verdad. En las personas con hipotirodismo el metabolismo trabaja lento y cuesta más adelgazar. Tú puedes trabajar tu metabolismo para que se active. Primero con la alimentación: hay que desayunar y debemos comer cada tres horas aproximadamente porque si estamos muchas horas sin comer el metabolismo se ralentiza y se vuelve vago. Esto también ayuda a evitar los atracones en las cenas al haber distribuido las tomas a lo largo del día y controlar el mecanismo de saciedad, muy importante para que no picoteemos entre horas.

—El azúcar está en la diana de los nutricionistas, ¿por qué?

—El azúcar blanco son calorías vacías. No aporta ningún tipo de nutriente y no beneficia en nada en la salud. Es absolutamente prescindible, es veneno.

—En su libro, habla de las trampas del etiquetado, como el 0% azúcares, y de que los carbohidratos rápidos pueden aparecer con otros nombres

—Todo lo que ponga jarabe, maltodextrina, concentrado de zumo, glucosa, fructosa, azúcar invertido... son azúcares. En el caso de los productos 0% azúcar pueden tener más grasa y al revés. Debemos aprender a leer el etiquetado nutricional y no guiarnos solo por la letra grande. Los ingredientes y el valor nutricional son fundamentales para determinar si un producto es apto si queremos cuidarnos.

—¿Cómo sabemos si estamos comiendo por hambre o por ansiedad?

—Cuando comemos cualquier cosa que pillamos es pura ansiedad.

—¿Se puede controlar esa ansiedad?

—La ansiedad suele venir por el descontrol de comidas y la no actividad física. Tenemos que controlar los índices glucémicos. Si te tomas un alimento con índice glucémico alto la absorción es rápida y nos sacia durante poco tiempo. Cuanto más bajo, mejor. Va a estar más tiempo en nuestro organismo, nos va a ir liberando energía de forma progresiva y no hay picos de ansiedad.

—La alimentación influye en nuestra piel. ¿Qué hay que potenciar para que luzca bonita?

—Lo fundamental, el agua. El cuerpo lo tenemos que hidratar. Las frutas y verduras de temporada aportan agua, vitaminas y minerales. Tenemos que dejar a un lado los alimentos procesados, grasas saturadas, alcohol y tabaco. La sal y el alcohol es lo que más deshidrata y el tabaco oxida.

—¿El IMC es un buen indicativo del peso ideal?

—El IMC está obsoleto. El peso ideal no existe. Lo que importa es la calidad del peso que tienes no el peso total. Se trata de que, dentro de unos valores de composición corporal, el porcentaje de grasa, agua y grasa visceral sea saludable. Una persona con músculo y sin grasa va a subir su IMC. Hay que ir al nutricionista para que te mida la composición corporal del cuerpo.

—¿Realmente hay alimentos que nos ayudan a quemar la grasa?

—Son alimentos con propiedades termogénicas. Elevan la temperatura corporal y hacen quemar más rápido. Por ejemplo, los alimentos picantes, el jengibre, el pomelo, la cafeína, o la teína. Todo con moderación, incluido en una dieta equilibrada. No hay milagros, es el conjunto de unas buenas prácticas.

—Dígame un truco para conseguir una tripa plana

—La grasa abdominal es la más complicada de quemar. No vas a conseguir una tripa plana por matarte a hacer abdominales. Hacen falta dos o tres días a la semana de entrenamiento abdominal y una dieta equilibrada, sin precocinados, bollería industrial y comida basura.