Los enfermos que tengan que someterse a este tipo de intervenciones reducirán su tiempo de espera
Los enfermos que tengan que someterse a este tipo de intervenciones reducirán su tiempo de espera - prevencion femap

España cuenta con las primeras bioimpresoras 3D para reproducir prótesis

Los expertos aseguran que los avances en este campo son posibles gracias a la donación de órganos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La cuarta y penúltima jornada de Cursos de Verano de la Universidad de Málaga en la sede del municipio malagueño de Archidona se ha centrado en una novedosa técnica de bioimpresión, una fórmula para crear copias de tejidos y células a partir de tecnología que ya ha llegado a España.

Esta intervención ha estado protagonizada por el investigador del Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, Bernardo Herrera, que ha participado en el curso «Ciencia para el verano».

En este sentido, el experto ha anunciado que los primeros resultados sobre la impresión de órganos vitales en España se «verán en 15 años, especialmente en el caso de las prótesis de rodilla o de cadera».

La bioimpresión permitirá, según Herrera, que los enfermos que tengan que ser intervenidos por esta causa «reduzcan su tiempo de espera» gracias a la copia por impresión de reproducciones de tejidos celulares y óseos adaptados a su patología.

«De este modo se genera una respuesta más rápida y personalizada de la que nos encontramos ahora, puesto que la tecnología permitirá reproducir en serie determinados órganos parcialmente», ha señalado.

Nuevo enfoque biomédico

Herrera ha recordado que en España ya hay empresas dedicadas a investigar sobre este nuevo enfoque biomédico, y también ha apuntado que algunas compañías ya tienen adquiridas las impresoras. En el caso andaluz, la primera aproximación a la bioimpresión se encuentra en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada, donde un equipo médico ha implantado una córnea artificial a partir de la creación de células que se han cultivado en un laboratorio y que podrían ser reproducidas para generar nuevos órganos.

Sobre la copia en serie de órganos vitales como el corazón o el hígado, el experto ha vaticinado que tendrán que pasar unos 25 años para que se puedan ver resultados en esta línea. Sin embargo, ha asegurado que pasado este período de tiempo, en España se llegarán a imprimir órganos tales como la tráquea o tejidos parciales como las válvulas del corazón.

Por último, el investigador ha recordado que los avances en bioimpresión en España son posibles gracias a la conciencia sanitaria y ciudadana que existe sobre la donación de órganos.