Un manifestante contra Maduro este sábado en Caracas
Un manifestante contra Maduro este sábado en Caracas - EFE

Piden la liberación de Fernando Caballero, detenido por protestar en Caracas

El Foro Penal Venezolano denuncia que este joven opositor a Maduro está sufriendo torturas

Corresponsal en CaracasActualizado:

El estudiante Fernando Caballero Galvez, de 29 años, fue detenido el pasado 6 de abril por protestar en Caracas. Sus familiares y el Foro Penal Venezolano piden su libertad y denuncian que los cuerpos de seguridad lo han torturado con electricidad y golpeado con mecate mojado, le han robado su dinero y además lo califican de «terrorista».

Su caso es emblemático de la tragedia que han vivido los 1.700 manifestantes que han sido arrestados por protestar en las últimas cuatro semanas, que han sido convocadas por la oposición para pedir elecciones generales y la restitución del hilo constitucional.

A Fernando Caballero lo detuvieron los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el primer día de las marchas convocadas por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática que partió de Altamira y se dirigió a la Defensoría del Pueblo para reclamar la calificación de los magistrados que intentaron anular las competencias de la Asamblea Nacional.

Cuando la marcha opositora pasaba por la autopista a la altura del Centro Comercial el Recreo, el joven Caballero, estudiante de quinto año en economía de la Universidad Central de Venezuela, fue arrestado ese día cuando se disponía a socorrer a un compañero suyo que había caído por las bombas lacrimógenas.

Antes de llevarlo a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional ( Sebin), la policía política del régimen de Nicolás Maduro en el Helicoide, «le robaron su celular, la cartera, le pidieron las tarjetas, sus claves, y le sacaron todo el dinero», cuenta su madre Sara Galvez.

También «lo han golpeado salvajemente, lo desnudaron, lo torturaron con descargas eléctricas, lo golpearon con mecate mojado, amenazas verbales y lo encapucharon», mientras lo acusaban de «terrorista» en la celda de la policía política.

Bajo fianza

El Tribunal 23 de Control de Caracas le dio libertad bajo fianza. Le pidió dos fiadores cuyos recaudos debían ser revisados en dos días. Pero de pronto el juez renunció y su caso ha quedado en el limbo. Fernando Caballero se encuentra en estos momentos recluido en la unidad de «terrorismo» del Centro de Investigaciones Penales y Criminalísticas (CICPC) de la avenida Urdaneta, centro de Caracas, junto con otros 26 muchachos (esa cifra puede variar según liberen o aprehendan más gente), todos juntos en una misma celda.

Los familiares se enteraron del caso de un ciudadano, que no estaba manifestando, que lo apresaron mientras paseaba a su perro, cerca del lugar de las protestas. El Foro Penal Venezolano afirma que de los 1.700 arrestados durante las protestas hay todavía unas 440 personas que sufren el calvario de ser presas de la policía política del régimen.