Evo Morales, a su llegada a la cumbre de Mercosur en Montevideo
Evo Morales, a su llegada a la cumbre de Mercosur en Montevideo - Reuters

Evo Morales, camino de un cuarto mandato que viola la Constitución de Bolivia

El expresidente Tuto Quiroga advierte de que América Latina se juega en los próximos «que haya cuatro Cubas»

Actualizado:

Evo Morales avanza hacia su reelección para un cuarto mandato como presidente de Bolivia a pesar de que lo prohíbe la actual Constitución de 2009, promovida por el propio mandatario, y de que los ciudadanos lo rechazaron expresamente en un referéndum en 2016. El organismo electoral del país, que el 5 de diciembre habilitó la candidatura de Morales para el proceso de primarias previo a los comicios de octubre de 2019, rechazó el pasado viernes las 21 impugnaciones presentadas tanto por opositores como por miembros del propio partido del jefe de Estado boliviano, el MAS (Movimiento al Socialismo).

Estas decisiones van en la línea de la decisión que tomó el año pasado el Tribunal Constitucional, cuando falló a favor de las pretensiones del presidente, argumentando que la reelección sin límites es un derecho amparado por la Convención Americana sobre Derechos Humanos por encima de la propia Constitución. En caso de resultar reelegido el año que viene, podría permanecer en el cargo hasta 2025, año del bicentenario de la independencia boliviana. Evo Morales, que ya es el líder que más tiempo lleva en el poder en su país, acumularía así 19 años como presidente.

Incendio del órgano electoral

La aplicación del rodillo de las instituciones para facilitar su acceso a un cuarto mandato ha desatado protestas y denuncias ante instancias nacionales e internacionales. La Policía Boliviana detuvo la semana pasada a seis personas, una de ellas menor de edad, por su supuesta participación en incidentes en Santa Cruz después de que, según el comandante de la Policía Boliviana, una manifestación universitaria se tornara «violenta» e incendiara la sede del Tribunal Superior Electoral en la ciudad, la mayor del país.

Este lunes diputados opositores denunciaron penalmente a los vocales del Tribunal Supremo Electoral que habilitaron la candidatura para las primarias, a los que acusan de corrupción e incumplimiento de deberes, recoge Efe.

Mientras, el expresidente boliviano Jorge «Tuto» Quiroga (2001-2002) ha solicitado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que requieran a la Corte de San José rechazar los argumentos de Evo Morales para optar a una nueva reelección. Un dictamen jurídico de esta Corte –encargado de proteger los derechos humanos en la región– «salvará la democracia boliviana», sostiene Quiroga en su escrito. Lo contrario, advierte, supondría «avalar, con complicidad abierta, el golpe judicial-institucional del gobierno de Morales contra la Constitución».

En declaraciones a ABC, Tuto Quiroga alertó este martes de que Morales ya «copa» todas las instituciones del Estado y que, con su reelección, Bolivia seguiría los pasos de Cuba, Venezuela y Nicaragua. «En los próximos meses en América Latina nos estamos jugando que haya cuatro Cubas». A su juicio, el sistema interamericano de derechos humanos «todavía está a tiempo de actuar», hasta que en octubre del año que viene se celebren las elecciones. En su día, recuerda, en Venezuela se decía «esto no va a ser Cuba» y luego en Nicaragua «esto no va a ser Venezuela», y «ahora en Bolivia también se dice que no va a ser Venezuela». Por eso el expresidente de Bolivia pide no repetir el «trágico error» de «guardar silencio».