El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene ante los medios de comunicación 01 mayo 20 - EP

Iglesias asegura que en «privado» el Gobierno le reconoció que fue «un error» legitimar a Guaidó

El secretario general de Podemos culpa a Guaidó de buscar «un golpe de Estado que acabe en una intervención de Donald Trump y en un baño de sangre en Venezuela».

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Menos de 24 horas después de que el pueblo venezolano viviese un levantamiento cívico y militar contra el presidente ilegítimo Nicolás Maduro, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, condenó «rotundamente» desde Madrid lo que a su juicio había sido un «golpe de Estado» promovido por el líder de la oposición Juan Guaidó.

«Guaidó no quiere unas elecciones libres, quiere un golpe de Estado que provoque una intervención de Donald Trump y un baño de sangre en Venezuela», censuró ayer Iglesias, minutos antes de participar en la manifestación del Primero de Mayo, en la capital de España. Fue allí, ante los periodistas, donde soltó de pasada un aguijón al Gobierno en funciones que contradice la postura oficial que mantiene Pedro Sánchez. «El ministro de Exteriores (Josep Borrell) sabe que tenemos razón y en privado nos han reconocido que efectivamente era un error reconocer a un presidente que no quiere convocar elecciones libres», reveló Iglesias.

Precisamente el lunes, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la ministra portavoz, Isabel Celaá, declaró lo contrario pese a calificar también de «golpe militar» el levantamiento contra Maduro. «Fue una buena idea respaldar a Juan Guaidó», aseguró en la rueda de prensa la ministra Celaá. «Para nosotros es el presidente que está legitimado para llevar a cabo la transformación en Venezuela», continuó. Y recordó que España «no respaldará un golpe de Estado» sino un proceso electoral democrático. Por su parte, Iglesias lamentó ayer la decisión del Gobierno de apoyar a Guaidó el pasado 4 de febrero. «Lo que hace falta en Venezuela para superar su crisis política y su crisis económica son unas elecciones libres y Guaidó no quiere unas elecciones libres», dijo.

La vía Zapatero

Iglesias defendió que la solución para Venezuela es la vía del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que pide «diálogo entre los venezolanos y una solución democrática» con elecciones democráticas donde Maduro y la oposición compitan en libertad. En 2013 Iglesias dijo que Venezuela era «una referencia fundamental para los ciudadanos de Europa», así como un «ejemplo democrático». Pero, tras años elogiando al chavismo, el líder de Podemos expresó en diciembre, durante la Comisión del Senado que investiga la financiación de los partidos, que había dicho «cosas» que ya no comparte.