En el norte de Nigeria, de mayoria musulmana, la comunidad cristiana ha sufrido numerosos ataques - reuters

Un ataque contra universitarios cristianos en Nigeria deja al menos 14 muertos

El atentado, realizado con explosivos y armas de fuego, tiene como objetivo la comunidad no musulmana en el norte del país africano

Nigeria Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al menos catorce personas perdieron la vida durante el domingo en un ataque con explosivos y armas de fuego en el auditorio de la Universidad de Bayero, en Kano (norte de Nigeria), donde numerosos estudiantes asistían a la misa dominical. Otras fuentes elevan el numero de víctimas da 18 o incluso 20.

Según el diario nigeriano «Leadership», media docena de hombres armados irrumpieron en la mañana del domingo en el auditorio de la Universidad de Bayero, donde los estudiantes cristianos acostumbran a celebrar sus servicios religiosos. Entre las víctimas se encuentran alumnos y, al menos, dos profesores.

El ataque se prolongó durante media hora, antes de que los soldados de la Fuerza Militar Conjunta de Nigeria pudieran acceder al edificio, en el que se registraron al menos tres explosiones.

Los asaltantes arrojaron explosivos en el interior de la sala y acribillaron desde el exterior a las personas que trataban de salir del auditorio, según relataron testigos del suceso al diario nigeriano «Vanguard».

Otros atentados contra la comunidad

El ataque se produce días después de que la secta islamista Boko Haram perpetrara un atentado coordinado a las redacciones de un periódico local en el norte del país, que causó al menos seis muertos y decenas de heridos.

La milicia ha perpetrado numerosos atentados contra comunidades cristianas en los últimos meses, especialmente en el norte y centro del país.

Boko Haram significa: «la educación no islámica es un pecado»

En Semana Santa, Boko Haram mató a al menos 38 personas en un atentado junto a dos iglesias de Kaduna (mitad norte del país), donde se celebraba el Domingo de Resurrección.

El día de Navidad de 2011, los islamistas llevaron a cabo una ola de atentados que se cobró al menos 40 vidas. Solo en Madalla, una ciudad del Estado de Níger cercana a la capital Abuya, los servicios de emergencia recuperaron al menos 35 cadáveres de la iglesia católica de Santa Teresa.

Boko Haram, cuyo nombre significa «la educación no islámica es un pecado», lucha por imponer la ley islámica en Nigeria (de mayoría musulmana en el norte, y cristiana en el sur). Desde el inicio de su campaña violenta en 2009, la secta ha matado a unas 1.200 personas, la mayoría en ataques perpetrados en el norte.