Al menos cuatro personas mueren en un atentado registrado en Nairobi
Familiares trasladan uno de los cadáveres - afp

Al menos cuatro personas mueren en un atentado registrado en Nairobi

El pasado mes de octubre, Sheikh Ali Rage, portavoz y número dos de la milicia islamista de Al Shabab, advirtió de que Kenia debería «afrontar las consecuencias» por haber «comenzado la guerra» con el despliegue de sus tropas en territorio somalí

CORRESPONSAL EN NAIROBI Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al menos cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas en un atentado registrado esta noche en una estación de autobuses del centro de Nairobi, capital de Kenia, según confirmó el portavoz de la policía local, Anthony Kibuchi.

“La explosión se produjo cerca de las 8 de la tarde (6 en España), cuando varios individuos lanzaron cuatro granadas desde un vehículo en movimiento a los viandantes”, aseguraba Kibuchi.

El incidente es el tercero de este tipo después de que tropas del Ejército de Kenia se adentraran, el pasado mes de octubre, 100 kilómetros en Somalia, como medida de castigo a los últimos secuestros de extranjeros protagonizados en la frontera. Entre ellos, el de las españolas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut.

En respuesta, Sheikh Ali Rage, portavoz y número dos de la milicia islamista de Al Shabab, advirtió de que Kenia debería “afrontar las consecuencias” por haber “comenzado la Guerra” con el despliegue de sus tropas en territorio somalí.

“El tiempo para pedir que se detenga la guerra ya ha pasado. La única opción es luchar contra ellos. Kenia fue quien inició la guerra y ahora tiene que afrontar las consecuencias”, aseguró entonces el portavoz en un comunicado.

«Raptos como plataforma de lanzamiento»

La reacción no se hizo esperar. Ese mismo mes, una persona fallecía y veinte resultaban heridas en dos ataques con granada registrados en Nairobi, en una acción vinculada, según la Policía local, a Al Shabab.

“Una operación de esta magnitud (la invasión de Somalia) no se planifica en una semana”, reconoce ahora el portavoz del Gobierno de Kenia, Alfred Mutua, para quien los secuestros fueron una “buena plataforma de lanzamiento” para iniciar una ofensiva sobre el país africano.

¿El interés real? Eliminar de raíz a un molesto vecino que amenazaba con contagiar a todo el edificio. Fuera culpable o no de los secuestros.