El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, señala a la tribuna que debía ocupar Johnson
El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, señala a la tribuna que debía ocupar Johnson - REUTERS

Los diarios británicos lamentan la «humillación» y «emboscada» que sufrió Johnson en Luxemburgo

El primer ministro se reunió ayer con Jean-Claude Juncker para tratar de sacar adelante el Brexit

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La fotografía del primer ministro de Luxemburgo, el liberal Xavier Bettel, compareciendo ante la prensa junto a una tribuna vacía, a la que señalaba con ambas manos, se ha convertido en una de las imágenes más significativas que ha dejado el Brexit. Allí, a su lado, debía situarse el «premier» del Reino Unido, Boris Johnson, que ante la lluvia de abucheos que le estaba cayendo encima decidió darse la vuelta y no enfrentarse a los reporteros.

Johnson visitó ayer Luxemburgo para reunirse con Jean-Claude Juncker, con quien debatió sobre el Brexit.

A pesar de las dudas que despierta su estrategia de Brexit, los diarios británicos han lamentado hoy la «humillación» padecida por el primer ministro, algunos con más dureza que otros. Muy airada ha sido la reacción de «The Times», que habla de la «emboscada» a la que tuvo que enfrentarse Johnson en «un pequeño país»: «Boris Johnson sufrió ayer una emboscada del líder del segundo país más pequeño de la Unión Europea, que se burló de su estrategia del Brexit después de que el primer ministro se retirase de una rueda de prensa para evitar a los manifestantes. En una insólita ruptura del protocolo, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, se detuvo junto a una tribuna vacía y reprendió a Johnson».

Siguiendo ese relato, «The Guardian» ha publicado en su portada: «Dejan humillado a Johnson y la visita del Brexit termina en caos»: «Boris Johnson fue humillado y sus peticiones de progreso en las negociaciones del Brexit quedaron hechas harapos después de una caótica visita a Luxemburgo que terminó con el primer ministro recibiendo las burlas de su colega europeo por cancelar una rueda de prensa para evitar las protestas».

La portada de «The Daily Telegraph», el periódico donde escribe el «premier», tampoco dejaba lugar a dudas: «Luxemburgo se ríe en la cara de Johnson». Más radical y visiblemente ofendido sonaba el gran titular de «Daily Express»: «Cuando el líder de un pequeño paraíso fiscal insulta a nuestro primer ministro organizando una bronca anti Brexit... No os asombréis de que el Reino Unido votara a favor de abandonar la Unión Europea».