Portadas de la prensa británica
Portadas de la prensa británica - ABC

Alegría y preocupación por el Brexit en la prensa británica

The Daily Mail, el diario más leído del país, remarca que «tras 43 años» los británicos «quedan liberados de los grilletes de la Unión Europea

LONDRESActualizado:

La principales diarios británicos llevaron hoy a sus portadas la preocupación y la felicidad derivada de la decisión de los ciudadanos del país de salir de la Unión Europea (UE), conocida como Brexit, tras los resultados del referéndum celebrado ayer.

The Sun propiedad del magnate estadounidense euroescéptico Rupert Murdoch, titula en su primera página «¡Hasta luego Unión Europea!» y muestra a toda página a un grupo de votantes a favor de la marcha británica, que celebraba con euforia los datos. La misma fotografía se repetía en The Times, también de Murdoch, que festejaba «la revuelta del Reino Unido».

The Daily Mail, el diario más leído del país, acompañaba su portada con una imagen del eurófobo Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), con los brazos abiertos y una gran sonrisa. Farage ha sido uno de los defensores más activos de que el país dijera adiós al club de los Veintiocho.

El diario también remarcaba que «tras 43 años» los británicos «quedan liberados de los grilletes de la Unión Europea» y que el primer ministro, David Cameron, que acaba de anunciar su dimisión en octubre, se encuentra en una «crisis», después de que los votantes «rechazaran su proyecto del miedo».

Más moderado se ha mostrado The Daily Mirror, diario partidario de la continuidad en la UE, que traía en su portada la cara de un niño con la bandera del Reino Unido tras el rótulo «estamos fuera». La publicación calificó los resultados de conmoción y destacó que tras ellos la libra esterlina ha entrado en «caída libre».

El conservador The Daily Telegraph, favorable a la retirada británica, destacó que los diputados de este partido «prometen lealtad a David Cameron», tras una carta que le hicieron llegar en la que le decían que, sea cual sea la decisión del referéndum, debía seguir en su cargo y no dimitir.

La misma idea recogía el económico Financial Times, mientras que The Guardian subrayó que «los líderes políticos» convirtieron al país en una «nación dividida».