Nigel Farage se toma una pinta antes de una rueda de prensa en Londres
Nigel Farage se toma una pinta antes de una rueda de prensa en Londres - afp
entrevista al líder del partido eurófobo ukip

Nigel Farage: «No conozco a nadie que haya bebido más Rioja que yo»

El político populista de origen conservador es persona de buen talante, aficionada al buen vino y mejor vida

Actualizado:

La cerveza y el buen humor –a veces un poco sobrado– se han convertido en dos armas políticas del líder del partido eurófobo británico UKIP, Nigel Farage.

–Me sorprende su sentido del humor, por poco habitual, y su claridad expositiva. ¿Cree que la política se ha vuelto demasiado seria y aburrida?

–¡Absolutamente! Tienen tanto miedo de decir algo equivocado que al final acaban no diciendo nada de nada. Cuando yo empecé en política, hace veinte años, solían reírse de mí. Pero te garantizo que los de la oposición ya no se ríen.

–Alguna gente de aquí, del Reino Unido, dice que usted les gusta porque es el típico inglés. Pero otros señalan que eso no es así, que usted dista de ser un hombre común: una persona de buena familia, que ganó muchísimo dinero de joven en la City, que ha vivido y trabajado en Bruselas… ¿Quién es el verdadero Nigel Farage?

«Conmigo lo que ves es lo que tienes, no hay pérdida»

–¡El verdadero Nigel! Bueno, yo disfruto bebiendo, y no veo ningún problema con eso. A diferencia de casi todos los políticos, en su momento tuve un trabajo en la empresa privada. Toda una novedad en la escena actual. Conmigo, lo que ves es lo que tienes. No hay pérdida.

–Usted lo acaba de decir. Siempre lo vemos con una buena pinta de cerveza en la mano. Pero he oído que también le gusta bastante el Rioja ¿Es cierto?

–No conozco a ningún hombre vivo que haya bebido más Rioja que yo y lo he disfrutado muchísimo. ¡Gracias España!

–No me puedo creer que con todo el trabajo que tiene ahora encima se tome más de una pinta al día. ¿No es más bien ya la cerveza una imagen de marca, una pose para resultar cercano?

–No, no. Ya he dicho que me gusta una buena bebida. Pero es cierto que ya no tengo tanto tiempo para eso como solía.

–Su mujer es alemana. ¿Qué opina de sus ideas de romper con Europa? ¿Hay bronca en casa?

–Ella es una dama muy inteligente. Pero me gusta mantener en privado mi vida familiar.

–La última: ¿Dónde compra esas asombrosas corbatas que lleva?

–Las he coleccionado durante años, ¡son de cientos de lugares!

Farage ha pasado el fin de semana en Gales (con una corbata lila bastante discreta). UKIP celebra la primera conferencia del partido allí y confía en entrar en 2016 en el Parlamento galés. Pero su presencia no ha gustado a los laboristas locales, que lo recibieron con una protesta, con pancartas llamándole «thatcherista» y advirtiéndole que UKIP «no es bienvenido en Gales». Les respondió así: «Es un poco tarde, compañeros, porque lo cierto es que ya estamos aquí».

La polémica rodea al personaje, que resulta controvertido, unos lo adoran y otros lo detestan. Su formación se ha visto envuelta en algunos episodios vidriosos. El pasado octubre, por ejemplo, el partido se vio forzado a retirar, bajo acusaciones de racismo, una canción satírica titulada «El calipso de UKIP», con la que se hacían propaganda. Un locutor de la BBC la cantaba imitando el acento caribeño. UKIP alegó que mucha gente había comprado el disco y que la recaudación iba destinada a obras de caridad y a la lucha contra el ébola. Pero seguro que los inmigrantes caribeños no acababan de ver el chiste.