Terroristas del autodenominado Estado Islámico en un fotograma de un vídeo propagandístico
Terroristas del autodenominado Estado Islámico en un fotograma de un vídeo propagandístico - ABC
CALIFATO DEL TERROR en Siria e Irak

El Estado Islámico expande su campaña mediática para reclutar yihadistas en Europa

Fuentes españolas de la lucha contra el terrorismo islamista alertan sobre su propaganda en internet para enviar jóvenes a Siria e Irak

Actualizado:

«La chispa ha prendido aquí, en Irak, y su fuego continuará creciendo -con el permiso de Alá- hasta que arrase con los ejércitos cruzados en Dabiq».

Con esta cita del antiguo líder de Al Qaida en Irak, Abu Musab al Zarqaui -abatido en 2005-, la revista «Dabiq» presenta sus contenidos que ensalzan la lucha yihadista del autodenominado Estado Islámico (EI), cuya vertiginosa expansión en este último mes en Siria e Irak ha provocado la intervención estadounidense con «ataques aéreos selectivos».

Distribuida a través de internet en árabe, pero también en inglés y francés, esta revista cuyo primer número se lanzó el pasado 5 de julio es uno de los principales pilares de la nueva propaganda mediática de la organización terrorista Estado Islámico para dar a conocer sus conquistas y, de paso, seducir a posibles reclutas yihadistas en países occidentales, como EE.UU., Francia, Reino Unido, Alemania o España, concluye el informe realizado por fuentes españolas especializadas en la lucha contra el terrorismo islamista.

Imágenes de decapitaciones

Pero esta revista, cuyo nombre «Daqib» hace alusión a la decisiva batalla acontecida en 1516 en la ciudad homónima por la cual Siria pasó a formar parte del último califato, el Otomano (1517-1924), no es el único medio de propaganda yihadista: «Desde mayo de 2014 se ha advertido un incremento en la difusión de vídeos y material propagandístico por parte de esta organización terrorista [Estado Islámico]. Incluso han hecho su aparición nuevos instrumentos al servicio de la misma, como una nueva plataforma llamada Al Hayat Media Center», apunta el informe al que tuvo acceso ABC.

«La revista Dabiq pretende mostrar lo que serán en la próxima etapa las zonas bajo control del Estado Islámico, y está llena de la retórica habitual, tergiversando incluso las relaciones existentes entre el EI y las tribus y clanes árabes locales; se cita en la misma a líderes de Al Qaida en Irak como Al Zarqaui, pero no se menciona a Osama bin Laden. La revista está llena de incitación sectaria, mentiras y autoengrandecimiento».

Fotograma en la que un finladés de origen somalí hace un llamamiento a la yihad.
Fotograma en la que un finladés de origen somalí hace un llamamiento a la yihad.

Otras revistas como «Informe del Estado islámico» («Insight Islamic State») o «Califato 2» comienzan a hacer aparición por internet y, sobre todo, a través de las redes sociales, siendo Twitter el altavoz digital predilecto por el aparato mediático-propagandístico del Estado Islámico para dar a conocer sus avances y atrocidades.

Si cualquier lector indaga superficialmente en la citada red social, hallará con facilidad imágenes de decapitaciones o filas de cabezas puestas a modo de aviso en las calles de las ciudades del norte sirio e iraquí. Tal es el caso del perfil de Twitter @IS_conquests o @anbar_news.

Según los analistas de información consultados, la plataforma multimedia Al Hayat Media Center vendría a culminar el trabajo que desde hace años ha venido haciendo en foros de internet Al Furqan Establishment for Media Productions, sometida a medidas restrictivas por parte de las autoridades estadounidenses cuyo Departamento de Estado la declaró como «un aliado de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante [actual EI] el pasado 14 de mayo.

«No está claro quién está detrás de esta iniciativa, pero de acuerdo con algunas fuentes se cree que puede ser Abu Talha al Almani, un exrapero alemán también conocido como Deso Doqq que dejó Europa para luchar junto al hoy Estado Islámico en Siria. La nueva rama mediática de Estado Islámico sigue la estrategia de distribución de su material en varios idiomas», explican.

Una de las iniciativas con más seguidores lanzadas por Al Hayat Media Center es una serie de vídeos llamados «Mujatwits» que representan a un miembro del Estado Islámico visitando combatientes heridos en un hospital, ofreciéndoles palabras alentadoras y de consuelo. Todo ello trufado de imágenes idílicas, atardeceres en el desierto, cantos coránicos y una imagen romántica del nuevo yihadista que combate en Irak y Siria.

Gran calidad de producción

«Los vídeos tienen una sorprendente calidad en su producción, se confeccionan en alta definición e incluyen gráficos y logotipos muy sofisticados; la mayoría de su contenido es en inglés, por lo que se supone que están diseñados específicamente como una herramienta de reclutamiento hacia el público occidental».

El aparato mediático no es una estrategia menor para el yihadismo, sino el segundo pilar central tras las operaciones militares en su anhelo por establecer un nuevo califato suní, cuya impronta persecutoria se ceba estos días sobre las minorías de origen cristiano: «Podemos decir que su expansión militar crece a la par de su capacidad de reclutamiento y expansión propagandística. A través de todos estos medios de propaganda, Estado Islámico y sus seguidores han ido ganando notoriedad en sus bases islámicas y en los medios de comunicación para expandir la yihad».

«Recuerdos de la tierra del califato», dice la «postal»
«Recuerdos de la tierra del califato», dice la «postal»