Raúl Castro insiste en que las reformas económicas se aplicarán a paso de tortuga
Raúl Castro, este sábado, durante el primer pleno ordinario del año de la Asamblea Nacional - efe

Raúl Castro insiste en que las reformas económicas se aplicarán a paso de tortuga

Con un salario medio de apenas 15 euros y la reducción de las previsiones de crecimiento de Cuba, el dictador afirma que «los resultados no nos satisfacen, pero no nos desaniman»

Actualizado:

Raúl Castro ha defendido ante el Parlamento de Cuba la implantación de las reformas económicas de forma gradual, en unas declaraciones que se oponen a los llamamientos que defienden una mayor aceleración de las medidas. Entre los cambios impulsados por el actual presidente desde que reemplazó oficialmente a su enfermo hermano Fidel Castro en 2008 destacan la creación de cooperativas privadas, la entrega de permisos a cerca de medio millón de cubanos para la creación de pequeñas empresas (los llamados «cuentapropistas» y la reducción del papel del Estado en la economía y la vida cotidiana, informa Reuters/Ep.

En la primera de dos sesiones anuales del Parlamento, Castro, de 83 años de edad, elogió este sábado a los cubanos porque «han resistido, y están venciendo al imperialismo», y les instó a seguir enfrentándose a los problemas.

La previsiónde crecimiento para 2014 ha pasado del 2,2 al 1,4%Las reformas han aumentado las expectativas sobre una posible mejora en la economía cubana y han abierto un debate en el seno del gobernante Partido Comunista respecto a las oportunidades de la libre empresa. Sin embargo, Castro ha reiterado que los cambios se introducirán «sin prisa, pero sin pausa». «La gradualidad con que se realizan los procesos de perfeccionamiento en la isla no es un capricho, sino una necesidad para garantizar el orden y evitar errores que desvirtúen los objetivos propuestos», subrayó.

Las reformas económicas y la flexibilización de las normativas de inmigración están permitiendo mayor afluencia de cubano-estadounidenses a la isla, además de generar una nueva clase media en Cuba. Sin embargo, aún una gran mayoría vive con unos 20 dólares (14,7 euros) al mes y sigue sujeta a una reducida ración de alimentos fuertemente subsidiados, aunque cuenta con servicios de salud y educación gratuitos.

La economía cubana ha crecido un 0,6 por ciento en el primer semestre de este año, lo que ha llevado a reducir la previsión de crecimiento para todo 2014 a un 1,4 por ciento desde un 2,2 por ciento, según ha informado el ministro de Economía, Adel Yzquierdo. El ministro destacó que, aunque la economía crece en relación a 2013, ha habido incumplimientos en sectores como el turismo, el azucarero y la producción de níquel. Otros sectores, en cambio, han superado las expectativas, aludiendo a un crecimiento del 6,2 por ciento en la esfera del transporte, almacenamiento y comunicaciones.

Mientras tanto, la agricultura, ganadería y silvicultura crecieron un 5,6 por ciento y la industria azucarera un 5,3 por ciento, muy por debajo del 17,5 por ciento previsto. «Los resultados no nos satisfacen, pero no nos desaniman. Se impone el espíritu de luchar con más ahínco», ha afirmado Castro.

Casi medio millón de «cuentapropistas»

Por otra parte, el vicepresidente, Marino Murillo, encargado de las reformas, explicó a los diputados que el aumento de los salarios dependerá de la productividad e indicó que más empresas estatales pasarán a ser gestionadas en la forma de cooperativas privadas con el fin de mejorar la eficiencia.

En este sentido, Murillo destacó que de 498 cooperativas no agropecuarias aprobadas, ya están funcionando 249, y que 467.000 personas cuentan con licencias para trabajar por cuenta propia, muchos para operar restaurantes y otros negocios de venta de alimentos.