La región suiza de Tesino prohíbe el uso de burka en lugares públicos
Una mujer con velo en una imagen de archivo - efe

La región suiza de Tesino prohíbe el uso de burka en lugares públicos

Los suizos también rechazan en referéndum acabar con el servicio militar obligatorio

Actualizado:

Los habitantes del cantón suizo de Tesino refrendaron hoy con un 58% de los votos la prohibición de llevar la cara tapada en lugares públicos, una iniciativa popular considerada como una ley contra el velo islámico.

El Tesino, región fronteriza con Italia que cuenta 350.000 habitantes, es la primera región de Suiza que prohíbe por ley llevar la cara tapada en lugares públicos por motivos religiosos, algo también impuesto en Francia y Bélgica.

Según esta nueva ley, a la que se han opuesto asociaciones musulmanas suizas y Amnistía Internacional, la utilización del velo solo está permitida en lugares dedicados al culto religioso.

Según datos oficiales, la población musulmana en Suiza no excede las 400.000 personas, el 5% del total y se calcula que aproximadamente un centenar de mujeres en todo el país se tapan el rostro con velo en lugares públicos.

Hasta el momento, propuestas semejantes, encaminadas a prohibir el uso del velo islámico en otras regiones de Suiza se han topado con el rechazo de los parlamentos regionales de Basilea, Berna, Schwyz, Soleura y Friburgo.

La región de Argovia hizo hace dos años una propuesta similar a nivel nacional, pero fue rechazada por el Gobierno federal.

Servicio militar obligatorio

Los votantes suizos han rechazado este domingo en referéndum con un 73,2% de los votos la iniciativa para acabar con el servicio militar obligatorio. El 26,8 por ciento de los votantes han apoyado la propuesta y la participación ha sido del 46,9 por ciento en lo que se interpreta como una victoria del Gobierno. «Es un sí al Ejército y a más seguridad», ha declarado el ministro de Defensa, Ueli Maurer, en rueda de prensa tras conocerse el resultado de la consulta, informa el portal Swiss Info.

Con este resultado, los suizos rechazan la profesionalización del Ejército y se mantiene el sistema de reclutamiento, muy criticado por ,la organización que impulsó el referéndum, el Grupo Suiza sin Ejército (GSoA), que reunió las firmas necesarias para forzar la consulta. Esta ha sido la tercera vez en los últimos 25 años en que se celebra una consulta similar sobre el servicio militar obligatorio que obliga a los hombres actos a servir entre 18 y 21 semanas en cuanto alcanzan la mayoría de edad.

Este domingo los suizos también han votado sobre liberalización de horarios comerciales y permitirán la apertura de comercios como gasolineras durante las noches y días festivos y han aprobado la implantación de un sistema de vacunación universal.