Bolivia denuncia ante la ONU el «secuestro» de Evo Morales en Europa
Evo Morales es recibido con flores en el aeropuerto de El Alto en La Paz tras retornar de su odisea europea - EFE

Bolivia denuncia ante la ONU el «secuestro» de Evo Morales en Europa

Rusia respalda al país andino y reprocha a España, Francia y Portugal haber comprometido la seguridad del presidente boliviano

Actualizado:

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha anunciado que su Gobierno ha presentado una denuncia en Naciones Unidas por lo que califica de «secuestro» del avión en el que viajaba el presidente, Evo Morales, por parte de varios países europeos ante las sospechas de que el ex topo de la CIA Edward Snowden iba a bordo.

«Estamos llevando adelante toda las denuncias a nivel internacional. Ya hemos hecho la denuncia ante Naciones Unidas porque este tipo de casos no se presentan ni en tiempos de guerra», ha dicho, en una rueda de prensa, según ha informado el diario boliviano «La Razón». Además, García Linera adelantó que su gobierno convocará a los embajadores de Francia e Italia y al cónsul general de Portugal en Bolivia para que den explicaciones.

Morales estuvo retenido durante más de 13 horas en un aeropuerto de Viena porque su avión tuvo que realizar un «aterrizaje de emergencia» ante la negativa de Francia, Portugal e Italia a dejarle cruzar su espacio aéreo o hacer paradas técnicas, a pesar de que ya se habían obtenido los permisos necesarios para ello. El ministro de Exteriores, David Choquehuanca, reveló que «después de algunas explicaciones de algunas autoridades (de estos países) supimos que había algunas sospechas infundadas de que el señor Snowden estaba en el avión».

Choquehuanca negó rotundamente que el ex espía fuera en el avión de Morales. «No sabemos quién se ha inventado esta soberana mentira. Nosotros no podemos mentir a la comunidad internacional y llevar pasajeros fantasma», zanjó. Tras horas de confusión, Francia, Portugal e Italia recularon y dejaron vía libre al avión de Morales, que tuvo que hacer una parada técnica en el aeropuerto de Gran Canaria, desde donde partió rumbo a Bolivia.

Morales ha denunciado que las autoridades españolas han intentado registrar su avión -a pesar de que cuenta con inmunidad internacional-, algo que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha negado rotundamente. El Gobierno boliviano ha considerado que este incidente es un «atentado» contra Morales, ya que se ha puesto en peligro la vida del líder indígena. Los países latinoamericanos han cerrado filas en torno a La Paz y han condenado la actitud de Europa. Se prevé que en las próximas horas se reúnan en la ciudad Boliviana de Cochabamba los países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para adoptar una postura común sobre este asunto.

Rusia respalda a Morales

El ministerio de Asuntos Exteriores ruso condenó hoy los actos de Francia, España y Portugal contra el presidente boliviano Evo Morales, por cerrar su espacio aéreo al avión en el que viajaba.

«Las acciones de las autoridades de Francia, España y Portugal difícilmente pueden considerarse amistosas con Bolivia y también con Rusia» país del que regresaba el presidente boliviano tras su visita a Moscú, señala una declaración de la cancillería rusa.

La cartera de Exteriores rusa considera que el cierre del espacio aéreo al avión presidencial boliviano «pudo suponer una amenaza a la seguridad de los pasajeros que se hallaban a bordo, incluido el jefe de un Estado soberano».