Morales aterriza en Brasil en su última parada hacia Bolivia
El avión de Morales aterriza en el aeropuerto canario de Gando - efe

Morales aterriza en Brasil en su última parada hacia Bolivia

Hizo una parada técnica en la isla de Gran Canaria ante una fuerte presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado

Actualizado:

El avión del presidente boliviano, Evo Morales, ha aterrizado en Fortaleza, Brasil, en su última escala hacia Bolivia después de que tuviera que realizar un aterrizaje de emergencia el martes en Austria tras la cancelación de los permisos de aterrizaje por parte de Portugal y de Francia. Morales ha permanecido toda la noche en el aeropuerto de Viena después de que Francia, Italia y Portugal no dieran permiso para que su avión sobrevolara su espacio aéreo, aparentemente por la sospecha de que el exagente de la CIA Edward Snowden, que ha revelado los programas de espionaje de Estados Unidos, se encontraba a bordo del aparato.

Según la cadena Telesur, Morales ha aterrizado en Fortaleza para realizar una escala técnica, aunque se espera que el avión despegue en pocas horas hacia Bolivia. Tras salir de Viena, el avión presidencial aterrizó en el aeropuerto de Gran Canaria a las 16.40 (hora peninsular española) para realizar una escala técnica. El avión del presidente despegó rumbo a Fortaleza sobre las 17.50 horas (hora peninsular española).

Parada en Gran Canaria

El avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, había abandonado el aeropuerto de Gran Canaria rumbo a La Paz a las 16.45 horas (hora insular) tras una escala de poco más de una hora procedente de Viena, donde fue retenido por los rumores que situaban a bordo al exanalista de la CIA Edward Snowden.

El avión tomaba tierra a las 15:40 horas (hora insular) para repostar, después de que el Gobierno permitiese que sobrevolara el espacio aéreo español.

Morales, que regresaba de Moscú tras participar en una reunión de países productores de gas, ha permanecido retenido trece horas en el aeropuerto de Viena, donde las autoridades austríacas han registrado la aeronave y han comprobado que el exanalista no viajaba a bordo.

Fuentes del Ministerio de Exteriores han informado a Efe de que el Ejecutivo había autorizado ayer tanto el sobrevuelo como la escala técnica en el aeropuerto de Gran Canaria, pero que «imprevistamente» el avión de Morales aterrizó en Viena.

El mandatario boliviano ha anunciado poco antes de partir de Viena que a su vuelta a La Paz se estudiarán las posibles medidas que se pudieran tomar por la situación creada, que la ha definido como una «agresión a América Latina» y «un secuestro».

Morales insistió en que durante la madrugada, el embajador español en Viena, Alberto Carnero, había acudido al aeropuerto con la petición de acceder al avión.

«Me pidió tomar un café dentro del avión para ver el avión. Y, en el fondo, querer controlarlo. Dije que no puede, por normas internacionales. Además, no soy un delincuente como para que controlen el avión».

Ningún sospechoso a bordo

El presidente federal de Austria, Heinz Fischer, ha anunciado hoy en el aeropuerto de Viena que Morales reiniciará «dentro de poco» su viaje rumbo a Bolivia, después de permanecer más de 12 horas en el aeropuerto austríaco, a causa del cierre de varios espacios aéreos europeos por la sospecha de que en el avión presidencial boliviano se encuentre el buscado exanalista de la CIA Edward Snowden.

Un portavoz del Ministerio austríaco de Asuntos Exteriores declaró que estos rumores sobre Snowden eran falsos y la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, dijo que Viena permitió el aterrizaje del avión de Morales porque no comparten la preocupación de otros países europeos sobre la posible presencia de Snowden.

Asimismo Evo Morales rechazó en Viena que el extécnico de la CIA Edward Snowden viajase a bordo de su avión presidencial desde Moscú rumbo a Bolivia. «Jamás lo vimos (en Moscú)» y «para nada» Snowden fue tema de conversacionescon las autoridades rusas, aseguró el mandatario en el aeropuerto de Viena, donde su avión tuvo que aterrizar cerca de la medianoche hora local después de que Francia le negara el sobrevuelo y Portugal e Italia le revocaran el permiso de aterrizaje.

«No tengo nada que ver», dijo Morales quien incluso aseguró que hasta hoy mismo ni siquiera sabía bien quién es el extécnico de la CIA, cuyas revelaciones están poniendo en aprietos al gobierno de Estados Unidos. «Ni sabía cómo se llamaba. Solo había oído que había un problema con Estados Unidos», manifestó Morales en una sala VIP del aeropuerto de Viena.

Después de diez horas de espera en el aeropuerto de Viena, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se ha mostrado visiblemente cansado pero de buen humor, si lo han secuestrado o retenido al forzar el aterrizaje de su avión oficial.

Sobre el aterrizaje forzoso del avión presidencial en Viena, Morales asegura se les dijo que no podían aterrizar en Lisboa «por razones técnicas, pero sí en otro aeropuerto». «Eso fue información que nos dieron verbalmente. Entonces decidimos seguir directamente hasta las Islas Canarias, con ruta autorizada, pero faltando pocos minutos para entrar en espacio aéreo francés» se les negó la entrada, explicó Morales. El presidente boliviano expresó su confianza de poder seguir rumbo a Bolivia en las próximas horas, haciendo escala en Canarias y posiblemente en Venezuela.