Rocío Carrasco
Rocío Carrasco - Gtres

SálvameLa durísima acusación de «Sálvame» contra Rocío Carrasco

Ayer por la tarde, Kiko Matamoros pidió la palabra para revelar un dato que dejó a todos los colaboradores con la boca abierta

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Durante esta semana, el tema estrella de «Sálvame» ha sido la mala relación de Rocío Carrasco con sus dos hijos -Rocío y David Flores-, fruto de su primer matrimonio con Antonio David Flores.

Ayer por la tarde, Kiko Matamoros pidió la palabra para revelar un dato que dejó a todos los colaboradores con la boca abierta. «Voy a contar la verdad absoluta de una experiencia que viví yo involuntariamente y por circunstancias personales y familiares. Como todo el mundo sabe, porque se ha hecho público, el hijo de Rocío y de Antonio recibía cuidados, asistencia y vigilancia médica», comenzaba el televisivo, a lo que la presentadora Carlota Corredera añadía: «Un niño con necesidades especiales que tiene un seguimiento y un tratamiento exhaustivo».

Y Matamoros continuaba: «Yo tengo una hija, la menor, que nació con unas manchas en la piel, que podría haber tenido algún episodio indeseable de tipo neurológico. Los dos estaban atendidos en la consulta del mejor neurólogo infantil que posiblemente haya en Madrid», y advertía que «con esto no quiero juzgar como padre a nadie pero es muy difícil que ese doctor te atienda porque tiene una agenda repletísima. Te daban consulta cada cuatro meses más o menos. Es importantísimo ese seguimiento y que se cumplan los plazos».

Ante la atenta mirada de sus compañeros, Kiko añadió: «Un día coincidí con Antonio David y la enfermera me contó que ya eran dos veces que cuando la custodia coincidía con Rocío Carrasco, el niño no iba al médico», y dijo que llamó a Antonio David para corroborarlo y que «me lo confirmó llorando».