ES NOTICIA EN ABC

GH VIP El calvario de Antonio David Flores: de las acusaciones de malos tratos a «GH VIP»

El menor de cinco hermanos y ex Guardia Civil, saltó a la fama al mantener una relación con Rocío Carrasco

Antonio David Flores en su fotografía como concursante de «GH VIP»
Antonio David Flores en su fotografía como concursante de «GH VIP» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Antonio David Flores se ha convertido en uno de los personajes de este otoño. Por sorpresa, «GH VIP» le convirtió en concursante oficial de su séptima edición al inicio de la primera gala, siendo el primer habitante de la casa de Guadalix de la Sierra. Tras confirmar que aceptó participar por necesidades económicas, este está siendo el último capítulo de la biografía de Flores, que bien se podría merecer de un libro.

Nació en el año 1976 en Málaga, siendo el menor de cinco hermanos. Entre los hermanos, las diferencias en edades eran muy grandes, lo que provocó que en seguida se quedara solo con sus padres, al tiempo que iba recibiendo a sus sobrinos a muy temprana edad. Esto marcó el carácter de Antonio David, que se considera tremendamente familiar y cuya aspiración en la vida es mantener la unión entre los miembros de su familia.

Antonio David Flores, de profesión Guarda Civil, era un completo desconocido hasta que en 1995 se confirmó su relación con Rocío Carrasco, la hija de Rocío Jurado. A partir de ese momento, su cara se vería impresa en múltiples páginas del papel cuché. Ambos eran tremendamente jóvenes, pero no impidió que mantuvieran una relación que, desde fuera, parecía indestructible. Tanto, que un año después, y con las familias en contra, decidieron darse el «sí, quiero» en la capilla que la más grande construyó para su enlace en la finca Yerbabuena.

Unos pocos meses después, llegó al mundo la primera hija del matrimonio, Rocío Flores Carrasco. La familia emanaba felicidad, incluso cuando vivieron los momentos más complicados hasta la fecha con Antonio David, cuando se le sentenció por una malversación de caudales que realizó dentro del cuerpo de la Guardia Civil. Condenado a seis meses de prisión, abandonó el Cuerpo.

Al año siguiente, en 1998, nació David Flores Carrasco, el segundo hijo de la pareja. Aunque con alegría, la familia recibió con preocupación la buena nueva, al llegar al mundo el retoño con problemas de salud que se consiguieron solucionar. Sin embargo, el feliz matrimonio poco a poco se fue marchitando, hasta que en 1999 se hizo oficial la separación, comenzando una batalla legal que ha durado hasta nuestros días prácticamente.

Antonio David Flores, que era ya habitual de las tertulias televisivas, tuvo que reinventarse. Por ello, comenzó su andadura como empresario. Hostelería, tintorerías, inmobiliarias... fueron varios los palos que intentó tocar el exyerno de Rocío Jurado, aunque muchos de ellos sin éxito.

Olga Moreno, su segundo amor

En el año 2001, Flores conoció a otra malagueña, Olga Moreno, con la que inició una relación que terminó en boda en el año 2009. Durante esos ocho años, fueron muchos los problemas que superaron juntos. La batalla judicial de Rocío Carrasco contra Antonio David Flores se encontraba en todo lo alto, y tras años de disputas, consiguió la custodia compartida de sus hijos en 2003.

Desde entonces, han sido muchas las veces que se han encontrado Rocío Carrasco y Antonio David en los juzgados. Mientras, la vida continuaba, y en 2013 nació la primera hija del matrimonio entre los malagueños, Lola. Además, en el verano de ese mismo año, Rocío Flores decidió trasladarse a vivir con su padre. De nuevo, la batalla legal se recrudeció, incluyendo acusaciones de presuntos malos tratos.

Tres años después, en 2016, su hijo David sigue los pasos de su hermana y también se traslada a casa de Antonio David. Pocos meses después, Rocío Carrasco contrajo segundas nupcias con Fidel Albiac, y sus hijos no acudieron al enlace. Durante el año siguiente, 2017, se enfrentó a diferentes causas legales, mientras sufría problemas económicos a consecuencia de los diferentes procesos judiciales que tenía abiertos.

Tras un retiro de la televisión, en el que ha terminado con la batalla judicial que se ha alargado durante 15 años, Antonio David Flores ha entrado en la casa de «GH VIP» para poder arreglar su situación económica. Esto, además, ha provocado que Rocío Carrasco haya vuelto a poner medidas legales de por medio. Esta vez pide que el sueldo que ingrese su exmarido por este nuevo trabajo sea embargado para abonar las costas de un juicio anterior, que supera los 170.000 euros. Además, Rocío Carrasco ha pedido el embargo de otros 88.000 euros, al tiempo que desea que salga de «GH VIP» para recibir la citación para un nuevo juicio por alzamiento de bienes.