Richard Gere y Alejandra Silva - GTRES

Richard Gere y Alejandra Silva esperan su primer hijo

Según ha confirmado su entorno a ABC, el actor y su mujer serán padres próximamente. Una noticia que ambos han recibido con mucha ilusión

MadridActualizado:

Richard Gere frisaba los 50 cuando se estrenó como padre: un niño fruto de su segundo matrimonio con la actriz Carey Lowell (57 años), quien recibió el nombre de Homer James Jigme (lo de Homer, parece ser que fue en homenaje al mismísimo Homero). Poco se sabe del joven Homer, más allá de que el pasado febrero alcanzara la mayoría de edad: apenas un par de alfombras rojas en compañía de su célebre padre en festivales de cine y varias imágenes «robadas» en las calle de Nueva York, donde reside con su madre y quien un buen día se aburrió de la vida austera y solitaria de Richard Gere en su casa de Bedford, casi siempre entregado a la meditación -el actor es budista desde hace décadas-. Según contaron sus allegados en 2013, cuando la pareja anunció su ruptura, Lowell «prefería vivir en North Haven (Connecticut) y salir con sus amigas y hacer barbacoas».

GTRES
GTRES

Si Gere ha protegido con celo la intimidad de su primogénito, nada hace pensar que no haga lo propio con el nuevo retoño que está en camino. Y es que tres meses después de su romántica boda con la empresaria española Alejandra Silva (35) -que adelantó este periódico y cuyos detalles se desentrañaron en la revista «¡Hola!», como los tres vestidos que lució la novia-, el que todavía es uno de los eternos galanes de Hollywood está a punto de convertirse en padre por segunda vez. En esta ocasión, a Gere le llegará la paternidad a punto de cumplir 69 años -lo hará el 31 de agosto-.

La pareja está esperando su primer hijo, tal y como adelantó la periodista Lidia Lozano a finales de julio en el plató de «Sálvame» y según ha confirmado su entorno a ABC. Para Silva también será su segundo vástago. Ya es madre del pequeño Albert, fruto de su matrimonio con el ingeniero y geólogo Govin Friedland, a su vez hijo del magnate estadounidense Robert Martin Friedland. Pese a que el rumor saltó semanas atrás, tanto el actor y director como la empresaria han mantenido su habitual discreción y no han querido hacer declaraciones al respecto.

La llama

Gere y Silva se conocieron en el año 2014 el hotel Treville de Positano, en la Costa Amalfitana. El intérprete se alojó en este exclusivo establecimiento que por aquel entonces gestionaba la española y allí surgió la llama entre ellos. Ni la distancia ni los procesos de divorcio en los que ambos estaban inmersos se interpusieron entre ellos. Tampoco los 33 años de diferencia entre ambos parece ser un obstáculo en su amor.

Su relación se fue consolidando poco a poco y no era extraño ver a Gere con frecuencia en Madrid, donde hasta hace unos meses residía su actual pareja. Fue el pasado mes de mayo cuando, ya liberados de sus anteriores matrimonios, Richard Gere y Alejandra Silva se daban el «sí, quiero» en una idílica ceremonia siguiendo el rito budista y celebrada en la finca que el intérprete tiene en Nueva York.

Sucedió en Italia

Los sucedido entre ellos en el verano de 2014 fue como en una película de Hollywood, pues nada les hacía presagiar que volverían a enamorarse tan pronto tras sus complicados procesos de divorcio. Consiguieron llevar su romance en secreto hasta junio de 2015, cuando ABC destapó que habían asistido juntos al Festival de Cine de Taormina. Desde entonces, la empresaria y el actor no han pasado más de 20 días separados.

Durante un tiempo parecía que la pareja iba a establecerse en Madrid, en una casa que Silva adquirió en la colonia Fuente del Berro. Sin embargo, tres semanas antes de que se desvelara su futuro enlace, se vio un camión de mundanzas frente al inmueble. Alejandra Silva ya se había instalado en la casa de Gere en Nueva York. Desde que se conociera su relación, la pareja no ha tenido ningún reparo en regalarse gestos y mensajes de amor en público. Un amor que también han canalizado con su activismo. Juntos, han encontrado el camino para llamar aún más la atención en su labor social. Ella es madrina de la Fundación RAIS en España, una asociación que vela por los derechos de los «sin techo». Él fundó The Gere Foundation para luchar por los derechos en el Tíbet y donde también se investiga para prevenir el VIH y el cáncer.

Ahora solo cabe esperar para saber dónde nacerá su bebé, en EE.UU. o en España.