Los mensajes de WhatsApp de Reeva a Pistorius, antes de su muerte: «A veces me asustas por cómo me tratas»
Oscar Pistorius durante una sesión del juicio. - efe

Los mensajes de WhatsApp de Reeva a Pistorius, antes de su muerte: «A veces me asustas por cómo me tratas»

Las conversaciones telefónicas entre la novia asesinada persuntamente por el atleta revelan el sufrimiento de la modelo por los celos del atleta y el temor por el trato despectivo y vejatorio que este le dedicó en ocasiones

jaime velázquez
Actualizado:

«Yo soy la chica que está enamorada de ti, pero también la chica a la que dejas de lado cuando no estás de humor, a la que criticas su acento, su tono de voz». «A veces me asustas por cómo me contestas y cómo me tratas».

Son algunos de los mensajes de Whatsapp que Reeva Steenkamp envió a Oscar Pistorius apenas un mes antes de que éste la matara tras disparar en cuatro ocasiones a través de la puerta del cuarto de baño donde se encontraba su novia.

Por primera vez, la «difunta», como se la llama en el juicio por asesinato contra Oscar Pistorius, cobraba vida en la sala del Tribunal Superior de Pretoria. Lo hacía a través de las conversaciones de pareja que retratan una relación no tan idílica como todos esperaban.

Los celos de Oscar Pistorius y las dudas de posibles infidelidades de la modelo envenenaron el romance, dibujando el retrato de un hombre, Pistorius, que trataba con desdén, a veces incluso con crueldad, a la mujer que le amaba.

«Te juro que no estaba flirteando con ese hombre. Tu te enfadas tanto cuando oyes alguna cosa de mi, pero tu te has citado con muchisimas chicas», le recriminó Steenkamp al poco de regresar del reality-show Tropika Island, donde se rumorea que besó a uno de los concursantes.

Oscar Pistorius le recriminó que la modelo había fumado supuestamente marihuana durante la grabación del programa en Jamaica y «puede que otras cosas». «Nunca te mentiría, y solo fue una vez», respondió la modelo. «No soy una stripper ni una buscona. No puedo ser atacada por gente de fuera que me critica por salir contigo y también ser atacada por ti».

«Me haces feliz el 90 por ciento del tiempo, y creo que estamos muy bien juntos… pero no soy otra puta más… tratando de cortarte el rollo», añadió Steenkamp.

No obstante, el capitán François Moller, experto en encriptación de móviles, contó al tribunal frenete a las lágrimas de Pistorius, que el 90 por ciento de las conversaciones entre la pareja eran normales y cariñosas. Los mensajes de Whatsapp describen a un Oscar Pistorius distinto de la imagen pública que quiere reflejar, pero sus problemas no son distintos a los de muchas parejas que experimentan recelos e inseguridades.

Aún, sin embargo, queda por saber el contenido del iphone de Pistorius, que la Policía ha tardado en abrir un año con el apoyo de Apple, en las horas previas a la víspera de San Valentín, cuando el atleta mató a Reeva Steenkamp en su domicilio. Las conversaciones pueden ser determinantes para establecer la justificación del supuesto asesinato premeditado, tal y como apunta la Fiscalía.

Oscar Pistorius está siendo juzgado en Tribunal Superior de Pretoria por el supuesto asesinato de su novia Reeva Steenkamp, a la que mató tras disparar en cuatro ocasiones a través de la puerta del cuarto de baño de su domicilio en el complejo residencial de Silverwoods (Pretoria). La Fiscalía sostiene que Pistorius le disparó intencionadamente tras una discusión, mientras él mantiene que la mató por error, al confundirla con un intruso que se ocultó en el cuarto de baño.