Mick Jagger, sobre la muerte de L’Wren Scott: «No lo puedo entender»
Mick Jagger pocos minutos después de conocer la muerte de su novia, L'Wren - cordon

Mick Jagger, sobre la muerte de L’Wren Scott: «No lo puedo entender»

El cantante viaja a Nueva York conmocionado por la muerte de su «amante y mejor amiga»

javier ansorena
Actualizado:

Dos piernas rectas y largas como carreteras del Midwest gobernaban ayer la página principal de la web personal de Mick Jagger. Era una foto de su novia, la diseñadora L’Wren Scott, hallada muerta el pasado lunes en su dúplex del barrio de Chelsea, en Nueva York. Por primera vez desde que se conociera el fallecimiento de la ex modelo, Jagger expresaba en primera persona su dolor por el suceso: « Me cuesta mucho entender cómo mi amante y mi mejor amiga pudo acabar su vida de esta manera trágica».

Las palabras de Jagger confirman que Scott se suicidó, algo que todavía las autoridades policiales no habían certificado, aunque los medios locales ya habían contado que la asistente de la ex modelo encontró su cadáver ahorcado con un pañuelo de seda negro. «Compartimos muchos años maravillosos juntos y teníamos una gran vida», aseguraba la estrella del rock, que cerraba el tributo con un «Nunca la olvidaré».

Las declaraciones se producían con Jagger y el resto de los Rolling Stones de camino en su jet privado desde Australia a Nueva York, después de que se cancelara el concierto previsto para hoy en Perth y al menos las siguientes seis actuaciones previstas en aquel país y en Nueva Zelanda.

Antes del despegue, el representante de Jagger se había limitado a decir que el cantante estaba «destrozado y conmocionado» por el suceso y a negar con rotundidad que la pareja hubiera roto. El lunes, «The New York Post» había deslizado que una autoridad policial describió a Scott como una «antigua novia» de Jagger y que la diseñadora había dicho a una vieja amiga que el rockero la había dejado. El representante de Jagger aseguró que estas afirmaciones eran «100% falaces» y que se trataba de «un rumor sin base en medio de un momento trágico para Mick».

El móvil del suicidio

La hipotética ruptura de la pareja es sólo una más de las explicaciones que se han buscado estos días para explicar la muerte de Scott, una figura respetada en el mundo de la moda y muy bien posicionada en el star system. A pesar de ser una diseñadora muy solicitada (Michelle Obama, Nicole Kidman, Penélope Cruz o Ellen Barkin han vestido sus diseños) los números de su empresa no cuadraban, tuvo que suspender su participación en la London Fashion Week y debía más de seis millones de dólares. Su fiasco empresarial debió ser un hueso duro de roer para Scott, quien siempre se preocupó por no ligar su carrera a la fama de su novio.

En el plano personal, estaba junto a Jagger desde 2001, una relación aparentemente estable pero que podría esconder insatisfacciones. Para algunos, Scott hubiera preferido un papel más central en la vida de Jagger que el de novia y, según varios medios estadounidenses, la pareja intentó tener un hijo, sin conseguirlo. Reconocida por su círculo íntimo como una perfeccionista, también aplicó esta cualidad a mantener la relación con Jagger. Lupe Montufar, que trabajó como asistente doméstica para Scott entre 1993 y 2009, aseguró a «The Daily News» que Jagger era una figura central en la vida de la diseñadora: «Se sacrificó mucho para estar con él. Hace algunos años, creía que estaría con él para siempre y que formarían una familia». Montufar añadió que Scott era consciente de que «había otras mujeres, pero ella lo aceptaba».

Una chica de pueblo

El trágico desenlace de L’Wren Scott contrasta con su capacidad para superarse y para llevar su vida a territorios impensables para una chica criada en una familia mormona en un pequeño pueblo de Utah. Aprendió a coser y diseñar ropa por sí misma para adaptarla a su imponente constitución, por encima del 1,90 metros. Su figura llamó la atención al fotógrafo Bruce Weber, de paso en Utah, mientras esquiaba. Tenía 18 años, y Weber la convenció para que fuera a París, en contra de la opinión de su familia. Allí despegó su carrera.

Su muerte ha provocado en las últimas horas una cascada de reacciones de personalidades del mundo de la moda. Desde una de las ex de su novio, Bianca Jagger, hasta Madonna, Naomi CampbellMarc Jacobs, los recuerdos sobre su trabajo han inundado las redes sociales. La todopoderosa Anna Wintour (directora de «Vogue»), aseguraba que Scott era alguien que «encarnaba todo lo que sus maravillosos diseños defendían: fuerza de carácter combinada con un estilo seguro y poderoso».