Iñigo Urkullu, junto a Jonan Fernández
Iñigo Urkullu, junto a Jonan Fernández - EFE

La presión de oposición y víctimas obliga al Gobierno vasco a revisar su programa educativo sobre ETA

Los materiales de «Herenegun!» no se mostrarán en las aulas del País Vasco hasta el próximo curso

Bilbao Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ni los colectivos de víctimas, ni la oposición, ni el propio PSE, socio del PNV en el Gobierno vasco, aprobaban el polémico programa «Herenegun!», destinado a llevar a los institutos del País Vasco la historia de ETA. La falta de apoyos ha obligado al Ejecutivo a recular, de forma que los materiales, que a priori iban a ser impartidos en abril, no llegarán finalmente a las aulas al menos hasta el próximo curso. El objetivo, informaron ayer diversas fuentes, es el de dotar al programa de mayor contenido para alcanzar consensos más amplios.

El propio lendakari, Iñigo Urkullu, reconoció el pasado octubre que la Secretaría de Derechos Humanos y Convivencia que encabeza Jonan Fernández está «a tiempo de mejorar» el programa educativo, que desde su misma presentación fue duramente criticado por todos los partidos de la oposición. Las razones, esos sí, fueron muy diversas, pues mientras los constitucionalistas denunciaron que los materiales distorsionaban el relato del terrorismo en la Comunidad Autónoma vasca y blanqueaban la actuación de ETA, EH Bildu alegó que en los vídeos no se «plasma» la visión de la izquierda radical.

Se abrió entonces un período de aportaciones destinado a incluir nuevas perspectivas al programa inicial, compuesto de cinco documentales pertenecientes a la serie de EiTB «Las huellas perdidas». Los vídeos serían mostrados en las aulas de 4º de ESO y 2º Bachillerato y se complementarían con materiales escritos.

Fuentes consultadas por este periódico informaron de que el objetivo del Gobierno vasco es ahora el de alcanzar mayores consensos. Este mismo jueves, Jonan Fernández presentará en Bilbao los criterios para gestionar las alegaciones presentadas por los diferentes colectivos excepto aquellas que reclaman su retirada. A consecuencia de esta revisión, el Ejecutivo autonómico se ha visto obligado a retrasar hasta el próximo curso la implantación del programa, algo que ya ha acordado con la comunidad educativa.

Por otro lado, desde Covite explicaron que Fernández informará de los detalles al Consejo vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo el próximo viernes. El colectivo de Consuelo Ordólez se mostró esperanzado en poder acercar posturas con el Gobierno, y aventuró que el nuevo programa podría incluir «bastantes testimonios» del documental «Las heridas luminosas» que presentó con motivo de su XX aniversario.