Iñaki García, hijo de Juan Manuel García, asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas
Iñaki García, hijo de Juan Manuel García, asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas - Ignacio Pérez

Indignación por las «justificaciones» de ETA en la unidad didáctica que se estudiará en las aulas vascas

Partidos y colectivos denuncian que el programa alimenta la teoría del «conflicto» entre dos bandos

VitoriaActualizado:

«Herenegun!» es el nombre que se le ha otorgado al programa piloto destinado a ilustrar a los alumnos del País Vasco sobre la historia de ETA. Una unidad didáctica que se impartirá en las aulas de 4º de ESO y 2º de Bachiller y que abarcará el período comprendido entre 1960 y 2018. Se trata, en palabras de la viceconsejera de Educación, Maite Alonso, de una etapa «convulsa y violenta» a la que es necesario asomarse «con valentía» para que «no se vuelva a repetir».

Con esta carta de presentación, el material didáctico fue enviado a los distintos de la Cámara, que este jueves han dictado sentencia: «Es inaceptable», ha dicho el portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, que ha exteriorizado su «preocupación» ante lo que ha considerado un «intento de manipulación y tergiversación» de lo sucedido en el País Vasco durante los años de sangre de ETA. Al respecto, ha explicado que los vídeos que se pretenden reproducir ante los alumnos avalan la teoría del «conflicto», según la cual «todos mataron y todos murieron».

Testimonios de víctimas y verdugos

Concretamente, la unidad didáctica está conformada por cinco de vídeos de 20 minutos de duración. El material audiovisual se apoya en la serie «Las huellas perdidas», elaborada la pasada legislatura entre EiTB y la Secretaría General para la Paz y Convivencia del Gobierno vasco. Durante el transcurso del documental se entremezclan testimonios de seis víctimas de ETA y de otra media docena de exmiembros de la banda. También participan familiares de presos, así como «víctimas de abusos policiales» y del GAL.

Precisamente, el primer testimonio que aparece en el vídeo es el del exetarra José Félix Azurmendi, que pone en contexto el asesinato del guardia civil José Antonio Pardines. Quien disparó fue Xabi Etxebarrieta, muerto en un tiroteo posterior, que perpetró el primer delito de sangre de ETA en un momento en el que todavía no se sabía cómo iniciar la llamada «lucha armada». «Pensó: con este sacrificio mío va a ser posible», explica en el vídeo Azurmendi.

Además del que fuera director del diario Egin, en los vídeos aparecen los relatos de los exetarras Julen Madariaga, Xabier Izko de la Iglesia, Xabier Larena, Martín Auzmendi y Carmen Gisasola. Solo esta última se muestra contundente a la hora de rechazar su pasado terrorista y la actuación de la banda. En el plano político participan dos dirigentes de PNV, Sortu, PP y Aralar y tres del PSE. No se les da voz alguna a las Fuerzas de Seguridad del Estado, ni siquiera a la Ertzaintza.

Alarma en los colectivos de víctimas

La unidad didáctica ha generado preocupación en el seno de algunos partidos, pero sobre todo en las asociaciones de víctimas: «Es alarmante que se entremezcle la violencia ejercida por ETA con la represión del franquismo, las denuncias por torturas y la dispersión de los encarcelados, como si existiera un nexo de unión entre todo ello», ha denunciado este jueves el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), que acusa al Gobierno vasco de querer «diluir las responsabilidades criminales» de la banda.

«Si se sustenta la “teoría del conflicto” se da a entender que todos hemos sido responsables del terror de ETA, y cuando todos somos culpables, nadie lo es —alega en un comunicado—. Se impondría una impunidad moral, social y política».

En la misma línea, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha exigido al Ejecutivo autonómico la retirada del programa educativo, que a juicio de la organización «parte de un diagnóstico erróneo y manipulado que busca en todo momento la justificación de ETA y el blanqueamiento de su actividad terrorista».

La institución presidida por Maite Araluce lamenta que se cuente la historia «de tal manera que implícitamente es fácil extraer que hubo dos bandos». También critica que las Fuerzas de Seguridad, «cuya labor ha sido impagable para la derrota policial de ETA», tampoco salgan «bien paradas». «Se habla en todo momento de represión policial», manifiesta.

«Hay que corregir»

En este escenario, el PSE ha trasladado a la Secretaría de Convivencia y Derechos Humanos del Ejecutivo vasco un escrito para que se «corrija» el material de «Herenegun!» antes de que llegue a las aulas. Según ha explicado esta mañana su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, es «imprescindible» hacer llegar a los alumnos la historia de terror de ETA mediante «un lenguaje claro y nítido»: «No puede diluirse en otra serie de conflictos de otro tipo como laborales, ecológicos, sociales o la resistencia al franquismo porque de todo esto hubo también, y con abundancia en otras zonas de España —ha explicado—. Lo que nos diferencia en Euskadi es que aquí hubo quien decidió matar».