El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández
El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández - EFE

El PNV se queda solo en su defensa de la unidad didáctica «Herenegun!»

EH Bildu rechaza la propuesta al considerar que no recoge la visión de la izquierda radical

Actualizado:

Ni los grupos del Parlamento ni las asociaciones de damnificados por el terrorismo aprueban la unidad didáctica «Herenegun!», destinada a romper el silencio sobre la historia de ETA en las aulas del País Vasco. Solo el PNV se aferra al programa inicial, criticado por distorsionar supuestamente el relato de la violencia al otorgar la misma voz a víctimas y a verdugos. También EH Bildu ha rechazado la propuesta, puesto que a su parecer no recoge la visión de la izquierda radical.

La Comisión de Educación del Parlamento vasco ha acogido este viernes la comparecencia del secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, y de la viceconsejera de Cultura, Maite Alonso, para presentar la unidad didáctica 'Herenegun!' sobre la historia reciente de ETA. Elkarrekin Podemos, PSE y PP también han censurado esta guía.

Para el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, el relato de EH Bildu «no se plasma» en este proyecto y ha denunciado que, en los vídeos, se «vulnera el principio de igualdad de los entrevistados» y muestra una «actitud inquisitoria solo con EH Bildu».

La Fundación de Víctimas del Terrorismo ha difundido este viernes un comunicado con una veintena de asociaciones —entre ellos AVT o Covite— pidiendo la retirada, aunque en este caso porque los vídeos con cinco testimonios incluyen tantas víctimas de ETA como exetarras.

Además, entre las víctimas de la banda «no aparece ninguna víctima perteneciente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado, losmás castigados por la sinrazón terrorista». Las víctimas y los sindicatos de Policía y asociaciones de la Guardia Civil han criticado al Gobierno vasco por otra de sus iniciativas, en este caso la llamada 'ley de abusos policiales'.

Las víctimas de ETA se quejan de que los testimonios «aparecen mezclados junto a otros de supuestos afectados por abusos policiales y los GAL, como queriendo construir un todo conjunto». En su opinión, se incumple la Ley 29/2011, de 22 de septiembre, y la Ley 4/2008, de 19 de junio, de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo del País vasco, «al no deslegitimar la trayectoria criminal de ETA y suintento de imponer un proyecto político con el uso de la fuerza».

La amenaza del terrorismo

Desde Elkarrekin Podemos, Iñigo Martínez ha defendido que es necesario «salir de polémicas estériles», y ha destacado que las aportaciones que su grupo ha presentado al texto son «críticas y concretas aunque constructivas», ya que comparten el objetivo de «mejorar este material didáctico».

«La juventud vasca tiene que conocer el pasado de manera historiográfica y también con contenido ético», ha defendido, antes de considerar que «no sería responsable» enviar el material actual a las aulas.

El parlamentario del PSE Jose Antonio Pastor también cree que como se han presentado los vídeos, este material «no puede llegar a las aulas» porque no consigue el objetivo de trasladar a los alumnos que la principal diferencia de Euskadi con otras comunidades autónomas del Estado fue «la existencia de ETA, la amenaza del terrorismo». «Lo que tenemos aquí de diferente es que una organización terrorista decidió matar y 50 años después se vio obligada a dejar de matar», ha indicado.

El parlamentario del PP Borja Sémper ha destacado que esta unidad didáctica está destinada a los jóvenes de entre 15 y 18 años que no han padecido el terrorismo, por lo que será una «herramienta fundamental para que se hagan una idea de lo que sucedió» en el País Vasco.

Tras recordar la enmienda a la totalidad presentada por el colectivo Covite, ha recordado que el PP también ha presentado la suya porque cree que el texto «desprende un sesgo evidente, con carencias llamativas y ensordecedoras», al considerar que se «diluye la responsabilidad exclusiva de ETA».

Periodo de aportaciones

Jonan Fernández, por su parte, cree que esta polémica con la unidad didáctica pone de manifiesto que «el pasado nos crea dolor y división, crea visiones muy plurales sobre nuestro pasado». «Nos queda mucho trabajo por hacer. Por ello se ha previsto un periodo de aportaciones. Estamos a tiempo de hacer este material entre todos», ha defendido.

También ha rechazado las críticas de algunos de los grupos que considera que son «injustas y carentes de veracidad», pero ha evitado «responder con la misma moneda» porque cree que «la contención también es aportación».