Paseo de Extremadura a la altura de Batán
Paseo de Extremadura a la altura de Batán - ISABEL PERMUY

Transformación del paseo de Extremadura: el radar de la A-5 empezará a funcionar a finales de febrero

Hasta abril estará en pruebas y se enviarán cartas informativas sin sanción económica a los infractores

MadridActualizado:

A finales del próximo febrero, el nuevo radar de tramo que ya se ha instalado en la autovía A-5, en sentido salida, comenzará a vigilar la velocidad a los 125.000 vehículos que cruzan Batán a diario. El control se ubicará entre el punto kilométrico 4 y el 5,750 en dirección Extremadura. Hasta que se ejecute la transformación total de esta carretera en una vía urbana, el límite establecido será de 70 kilómetros por hora, después, el máximo se quedará en 50 kilómetros por hora.

Su montaje llega después de que el Ayuntamiento levantase el pasado noviembre los primeros semáforos, dentro del plan para calmar el tráfico, que pretende transformar 11 kilómetros de autovía en una calle más. Este proyecto, impulsado por el PSOE, levantó ampollas entre los propios alcaldes socialistas de las ciudades de la periferia.

Este mes, una vez que se active el radar, comenzará una fase de pruebas de dos meses. Así, hasta abril, los infractores no recibirán sanciones económicas, sino cartas informativas en las que se le indicará el importe de la multa, tal y como consta en la ordenanza de Movilidad.

6.000 euros a la hora

Precisamente, el radar fijo situado en el kilómetro 4 de la A-5, muy cerca del que se acaba de instalar, fue el cuarto que más recaudó en 2018. Según un estudio de Automovistas Europeos Asociados (AEA), en este punto se registraron, entre enero y noviembre del año pasado -el Consistorio todavía no ha hecho públicos los datos de diciembre-, hasta 33.364 denuncias, con las que se recaudaron 3.423.300 euros.

El Ayuntamiento ingresó, de enero a noviembre de 2018, 50 millones en multas por exceso de velocidad

En total, en esos once meses el área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Inés Sabanés, impuso 430.871 multas, lo que se tradujo en casi 50 millones de euros (49.987.750 euros) para las arcas públicas. Esto es, según recoge el informe de AEA, una recaudación de 6.000 euros a la hora en sanciones. El punto donde fue captado el conductor a mayor velocidad de todo el año fue en el punto kilómetro 6,700 de la M-30 sobre las 00.50 horas: iba a 158 kilómetros por hora en una vía en la que se debe circular como máximo a 90.

De nuevo, a falta de conocer los datos de diciembre, el radar que cazó a más conductores el año pasado fue el del kilómetro 19,060 de Calle 30, que se encuentra en la entrada al túnel del Marqués de Monistrol. En él se denunciaron a 72.979 personas, lo que supone 7.450.800 euros.

En el segundo puesto de la clasificación se encuentra también otro punto del conocido como «tercer cinturón». El radar situado en el punto kilómetrico 4,150 de la M-30 acumuló 59.654 denuncias y más de 6 millones de euros (6.197.400 euros). Sin contar diciembre, ya supera en 10.000 sanciones a lo registrado en todo el 2017 en este mismo punto.

El control que ya existe en Batán es el cuarto que más sanciones puso el año pasado, con 33.364 denuncias

En tercer lugar, también con más de 10.000 multas más que en todo el año anterior, lo ocupa el control de velocidad del punto kilométrico 19.800 de la M-30, a la altura del Puente de los Franceses. Tanto éste como el del Marqués de Monistrol, que está en sentido contrario, son de los que más infractores capturan porque, según explica el presidente de AEA, Mario Arnaldo, «se rebajó la velocidad de 90 a 70 kilómetros por hora hace unos años y aún no están acostumbrados los conductores que pasan a menudo».

Con 25.711 denuncias, el radar del paseo de la Castellana, 300, frente al hospital de La Paz, ostenta el quinto puesto en el ranking. Éste recauda más de tres millones y medio de euros en sanciones. Le siguen el del paseo de Santa María de la Cabeza, 115, con 21.088 multas; el del kilómetro 6,700 de la M-30, en Fuente del Berro, con 19.120; el del kilómetro 14,200, dentro del túnel de la M-30, en sentido Nudo sur-Puente de los Franceses, con 17.839 infracciones; el del nudo de O’Donnell, con 17.039 denuncias; y el del kilómetro 0,500 de la M-30, en la entrada de la A-1, con 16.808 multas.