Circulación de vehículos en el paseo de Extremadura
Circulación de vehículos en el paseo de Extremadura - ISABEL PERMUY

Un nuevo radar de tramo para controlar la velocidad en el paseo de Extremadura

Controlará el límite de velocidad a 50 km/h durante 1,7 kilómetros. Se colocará a la salida del túnel de Calle-30

MadridActualizado:

El nuevo radar de tramo que se instalará en el paseo de Extremadura, sentido salida, será una realidad antes de que finalice el año. El Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Inés Sabanés, lo confirmó ayer en la comisión del ramo cuando el PSOE le pidió cuentas sobre los planes que pactó con el grupo sobre la reducción del tráfico y la velocidad en este enclave de la A-5. El radar se ubicará entre el punto kilométrico 4 y el 5,750 en dirección Extremadura. El límite de velocidad, según detallaron desde el Área, se fijará en 50 kilómetros por hora.

Además, como detalló el director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación, Francisco López Carmona, se van a colocar diversos semáforos a lo largo de su recorrido, desde Cuatro Vientos hasta el comienzo del Alto de Extremadura. Será el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, dependiente de José Manuel Calvo, el que fije su ubicación. Su implantación también llegará este año, pero su activación no llegará hasta el próximo año.

Reproche al retraso

El concejal socialista Chema Dávila trató de tirar de las orejas al equipo de Gobierno por su retraso. «Se plantean estudios, pero sobre concreción de medidas no se ha hecho ni una en toda esta zona. No conseguimos entender cómo una proposición que se planteó en el pleno del 25 de mayo de 2016 no ha tenido una solución real y concreta de algunas medidas». Falta, a juicio del edil, «voluntad política».

El responsable de la gestión de la circulación detalló que se realizó un estudio en 2016 acústico cuya principal conclusión fue que debía incorporarse asfalto fonoabsorbente en la zona combinado con una reducción de la velocidad máxima.

El Consistorio pretende convertir en vía urbana el paseo de Extremadura por fases. Se prevé la inclusión de señales verticales para limitar la velocidad y también la incorporación de pasos de cebra, además de los mencionados semáforos. Se anunció en mayo de 2016 que se reduciría el ancho de carriles para ampliar las aceras, un proyecto que está en redacción en Urbanismo y que no verá la luz en este mandato.

«Impacto negativo»

El radar de tramo es una las principales medidas que incorpora el Ayuntamiento, a petición del Partido Socialista, a consecuencia de las numerosas quejas vecinales por el ruido del tráfico en Batán. También la reducción a 50 kilómetros por hora en toda la vía desde la avenida de los Poblados hasta el túnel de Calle-30.

Unos 125.000 vehículos pasan a diario por esta vía. Tal y como informó este diario, técnicos de Calle 30 elaboraron un informe en septiembre de 2016 asegurando que la rebaja de la velocidad tendría «un impacto negativo en el tráfico» y en la seguridad.