Villacís y Almeida, en el acto de entrega de medallas de la Policía Municipal, el año pasado
Villacís y Almeida, en el acto de entrega de medallas de la Policía Municipal, el año pasado - GUILLERMO NAVARRO

El PP «no vende» el Ayuntamiento de Madrid a Ciudadanos

Almeida no cederá ante Villacís para que sea alcaldesa ni Carmena tampoco dará sus votos a la candidata de Ciudadanos el próximo sábado

MadridActualizado:

Begoña Villacís (Ciudadanos) anhela y sueña con ser alcaldesa pese a que su partido resultó ser tercera fuerza política en Madrid el pasado 26 de mayo con 11 concejales. Fuentes de la formación comentan que está presionando incesantemente a su dirección nacional para que le consigan el trono de Cibeles, pero su ambición es casi un delirio, ya que los dos partidos que le podrían tender la alfombra roja para hacerse con el bastón de mando de la ciudad, PP y Más Madrid, no se lo plantean (pese a todo el ruido mediático que ha agitado la formación de Rivera a nivel autonómico y municipal estos días).

El Partido Popular es el que lidera un posible gobierno en coalición del bloque de centro-derecha con sus 30 escaños en la Asamblea de Madrid, con Isabel Díaz Ayuso en cabeza, y sus 15 concejales en el Ayuntamiento, con José Luis Martínez-Almeida. Recuperar la capital y mantener el Gobierno regional, aunque sea con bipartitos, permite a los populares a los que dirige Pablo Casado recobrar parte del pulso que perdieron en las elecciones generales, donde se dejaron por el camino 66 diputados. Nada ha cambiado desde su planteamiento inicial tras conocerse los resultados del 26-M: las dos instituciones madrileñas «no son moneda de cambio». «Nosotros no vendemos Madrid. Si se pierde el Ayuntamiento es porque Villlacís logra gobernar con el PSOE y con Podemos», trasladan contundentes a ABC fuentes oficiales de Génova.

Pero en Más Madrid también lo tienen claro. La única opción que sostienen para la sesión de investidura del próximo sábado en la Cámara madrileña es la de votar a Manuela Carmena, tal y como coinciden en informar diferentes fuentes del partido de la ex juez a este diario, versión que ha mantenido la alcaldesa en funciones desde hace dos semanas. Si hay un pacto entre las derechas, la regidora renunciará a su acta de concejal el próximo 17 de junio. Además, pese a que Ciudadanos se autodefine actualmente como un partido liberal, algunas voces de Más Madrid dudan de sus políticas y no titubean en definirlo como «de extrema derecha». «No está tan alejado de los principios de Vox», comentan.

Dos errores, gobierna Carmena

Este lunes se van a producir varias reuniones entre PP y Cs para avanzar en su pacto autonómico (sin la entrada de Vox en el gobierno, pero sí con acuerdos puntuales con los de Abascal) antes de que este martes se constituya el Parlamento regional, que será presidido por Cs ( Juan Trinidad) mientras que las riendas de la Real Casa de Correos las llevarán los populares (Díaz Ayuso).

El Pleno para la investidura de la previsible nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), será el 3 de julio; en el Ayuntamiento, sin embargo, el plazo se limita al próximo sábado y, al parecer, no se anunciará un posible acuerdo entre PP y Cs hasta el jueves o el viernes de esta semana. Tal y como establece el reglamento del Pleno municipal, el alcalde o alcaldesa podrá ser elegido en primera votación al lograr una mayoría de los votos (29). Si no se obtiene, se designa como máximo representante de los madrileños a aquel que encabeza la lista más votada, esto es, Manuela Carmena (20 ediles).

Otra variable que puede ocurrir para que Carmena revalide el cargo es que en primera votación haya dos concejales del PP, Ciudadanos o Vox que se confundan al poner el nombre y en vez de a Almeida voten a Villacís u Ortega Smith, por ejemplo. El candidato popular no obtendría la mayoría y la regidora en funciones repetiría mandato.