Díaz Ayuso, con Maroto y García-Egea en la Asamblea
Díaz Ayuso, con Maroto y García-Egea en la Asamblea - MAYA BALANYÀ

El PP cedería la Presidencia de la Asamblea para allanar el gobierno

Ciudadanos rompe su veto a Vox: se reúnen «en secreto» y acercan posturas

MADRIDActualizado:

Comienza la s emana crucial para los pactos de gobierno en Madrid. El martes se decide la composición de la Mesa de la Asamblea, donde Ciudadanos quiere la presidencia –y propondrá para ello a su diputado Juan Trinidad– y cuenta con el PP para ello. Los populares están dispuestos a ceder en este punto para allanar así el camino hacia un pacto de gobierno que permita a la candidata Isabel Díaz Ayuso convertirse en la presidenta madrileña.

Pero Ciudadanos necesita también a Vox para que la ecuación resulte: sin sus votos, sumando sólo con PP conseguiría únicamente 56 apoyos, uno menos de los que tienen el PSOE –ganador de las elecciones con 36 diputados regionales– y el Más Madrid de Errejón –que tiene 20–. Con Vox, llegarían a 68, por encima de la mayoría absoluta, lo que aseguraría a la formación naranja la presidencia de la Asamblea madrileña.

Por eso, tras tensar la cuerda al máximo negándose a sentarse con Vox y cerrándoles la puerta de un gobierno conjunto, a sus líderes regionales no les ha quedado más remedio que ceder: ayer mantuvieron un encuentro informal y secreto –sin presencia de prensa– en un hotel madrileño el número uno de Ciudadanos por Madrid, Ignacio Aguado, y la cabeza de lista de Vox, Rocío Monasterio.

Fue, señalan en fuentes de la formación naranja, un encuentro «cordial» en el que «se han conocido y han podido hablar». No obstante, aseguran que durante el mismo no se ha abordado la posible investidura de Díaz Ayuso, pero sí posibles nuevos encuentros.

Como la Mesa andaluza

El voto conjunto del bloque conservador el martes en Madrid supondrá reeditar una fórmula muy parecida a la que funcionó en Andalucía: Cs presidiría la Mesa de la Asamblea, donde también habría representantes del PP y de Vox.

La idea de partida es que los de Abascal no entren en el Gobierno, pero apoyen pactos puntuales.

Los populares confían en que este desbloqueo allane el camino para un pacto de gobierno en la Comunidad de Madrid que acerque a Ayuso a la Presidencia. En el Ayuntamiento madrileño, otras fuentes populares manifiestan su preocupación por la insistencia de Begoña Villacís (Cs) en ser ella la alcaldesa y no el popular Almeida.