Móstoles veta también al rapero Kidd Keo por sus letras «machistas»

El Ayuntamiento secunda la decisión de Alcalá e insta al organizador a que lo elimine del festival Amanecer Bailando

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Kidd Keo tampoco actuará en Móstoles. Apenas tres días después de ser vetado en Alcalá de Henares por sus letras «machistas», el Ayuntamiento de la localidad ha hecho lo propio y ha solicitado al promotor del Festival Amanecer Bailando que cancele su actuación, prevista para el 8 de septiembre, por el mismo motivo.

Fuentes municipales han señalado a Efe que, a pesar de la indicación del Consistorio, la empresa aún no han confirmado si van a acceder a la petición. Este es el enésimo veto al cantante, que tampoco pudo subirse al escenario del Viña Rock, en Albacete, o de Santiago de Compostela. En solo una semana ha visto cómo sus actuaciones en Móstoles y Alcalá se suprimen; la primera en solitario y la segunda junto al también rapero Kaydy Cain. El motivo: letras como «ponte a cuatro, bájalo y chupa perra».

Respecto al concierto de Alcalá, no obstante, aún queda por determinar cómo queda el cartel, habida cuenta de que el promotor no garantiza que vaya a celebrarse el festival The Urbana Wall por no poder sustituir a los artistas. En segundo término, como ha informado ABC, el organizador estudia ahora si pedir una compensación económica al equipo de Gobierno –formado por PSOE y Somos Alcalá (Podemos)– por el daño causado, ya que ya había firmado el contrato y adelantado un pago.

Polémico festival

El Festival Amanecer Bailando 2018, un evento promovido por el equipo que organizó las tres ediciones de «4every1 Festival», contará con cinco escenarios con artistas de diferentes estilos -techno, música urbana, hardstyle- como Natos y Waor, C. Tangana, Marco Carola, Jeff Mills o Angerfirst.

La actuación de Kidd Keo no ha sido el principal de los contratiempo en el que se ha visto envuelto Amanecer Bailando, ya que la polémica suscitada sobre la ubicación del festival ha provocado numerosas protestas ecologistas y vecinales y enfrentamientos en el propio seno del Gobierno municipal.

Aunque en un principio el evento fue anunciado en el Parque Natural de El Soto, la presión vecinal y ecologista -sumado a la de partidos como el PP, en la oposición, o Ganar Móstoles e IUCM-LV, socios de gobierno del PSOE en el Ejecutivo local- obligó al Consistorio a trasladar el festival al Parque Prado Ovejero.