La gran arteria, ayer tarde
La gran arteria, ayer tarde - Guillermo Navarro

Fracaso de Madrid Central: más polución y atascos en la Gran Vía

Hoy se vuelve al escenario 1, tres días después de que se activara el protocolo anticontaminación

MadridActualizado:

Los malos humos de la contaminación en la capital no han cesado desde la puesta en marcha de Madrid Central. De este modo, hoy regresamos al escenario 1 del protocolo antipolución puesto en marcha para combatirlo, debido a que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) mejoraron. Así lo decretó el Ayuntamiento de Madrid ayer a mediodía, jornada en la que estuvo en vigor el escenario 2, más elevado. Este conlleva, además de la obligación de limitar la velocidad a 70 kilómetros por hora a los vehículos que circulan por la M-30 y en las vías de acceso en el interior de la M-40 en ambos sentidos (escenario 1), la prohibición de aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) a los vehículos que no sean Cero emisiones o Eco. Una medida restrictiva que, debido al carácter festivo del Día de la Constitución, quedó en la práctica sin efecto.

Las perspectivas de cara a que cese el episodio de contaminación no son nada halagüeñas. Entre otras cosas, por las previsiones meteorológicas que auguran «buen tiempo», es decir sol y elevadas temperaturas para esta época del año y no anuncian lluvias hasta el próximo miércoles.

Con la recomendación del uso del transporte público por bandera, el Ayuntamiento de Madrid anunciará hoy las medidas que adoptará para mañana. No sería raro que se mantuvieran las restricciones. Una de las razones es el gran atasco que se espera este fin de semana derivado de los cortes de tráfico en el Paseo de la Castellana con motivo de la Copa Libertadores que se disputará en el Santiago Bernabéu.

A ello se une el número de visitantes que recibe la capital en estas fechas y el mayor volumen de tráfico rodado en superficie a pesar de las restricciones impuestas a los vehículos contaminantes dentro del área de Madrid Central hace justo una semana. Un veto inoperativo por el momento, dado que hasta el mes de marzo ni la Policía Municipal ni los agentes de Movilidad multarán a los conductores particulares que circulen por esa zona sin el distinto medioambiental correspondiente en dirección a un aparcamiento.

Junto a ello, cabe añadir las voces de políticos de la oposición y de ciudadanos que consideran que impedir el acceso a una zona tan pequeña ( Madrid Central) no soluciona el problema de la polución, ya que muchos conductores dejarán el coche en las zonas limítrofes, como están haciendo ya. Como prueba, señalan lo ocurrido esta semana, la segunda del año en la que se activa el protocolo anticontaminación.

Además, en cuanto a la reducción de la velocidad a 70 kilómetros hora, «no sirve de mucho ;es cuestión de la sensibililización y voluntad del conductor», indicó un taxista a ABC. «En algunos tramos si sobrepasas ese límite no te sancionan carecer de radares que lo detecten. Es el caso de la M-30. Los fijos están preparados para calibrar a partir de los 90 kilómetros, por lo que harían falta aparatos móviles».

Desde que entró en vigor el protocolo en enero de 2016, este se ha activado en once ocasiones. Esta es la segunda de este año, tras la de enero pasado. El ejercicio anterior, 2017 fue de récord: las medidas se pusieron en marcha siete veces y una de ellas durante diez días: del 15 al 25 de noviembre. Y el año que se estrenó fueron en tres ocasiones, una de ellas, del 26 de diciembre al 2 de enero de 2017.