El Ayuntamiento de Madrid emprende un plan de mejora de la seguridad en catorce túneles

Para los trabajos, que durarán seis meses, el área de Obras y Equipamientos dedicará 1,8 millones

MadridActualizado:

Los conductores madrileños sufrieron durante casi todo 2018 las consecuencias de los cierres indiscriminados de una decena de túneles por las constantes filtraciones de agua y la falta de mantenimiento de la concesionaria. Una vez resuelto el contrato con el ente privado y solucionados los problemas más urgentes en los subterráneos más deteriorados por el paso del tiempo -algunos datan de la década de 1970-, el nuevo Ayuntamiento de Madrid ha emprendido ahora un plan de «mejora de la seguridad» en catorce túneles de la capital.

Está previsto que los trabajos, que el área de Obras y Equipamientos ha adjudicado a la empresa Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, comiencen a partir de esta semana, con un periodo de ejecución de seis meses. En total, la concejalía que encabeza la edil popular Paloma García Romero, destinará a este cometido 1.779.378, 37 euros, provenientes de las Inversiones Financieramente Sostenibles (proyectos realizados con el remanente de tesorería del año pasado), según consta en el proyecto al que ha tenido acceso ABC.

De los 122 pasos inferiores que existen en la capital, 99 de ellos son de vehículos. Los túneles de la ciudad que presentan mayores deficiencias porque parte de su material ha superado su vida útil son el de María de Molina, Pío XII, O’Donnell, Sinesio Delgado, Sor Ángela de la Cruz y Azca. Este último es el que tiene más altos niveles de obsolescencia porque han transcurrido más de cuatro décadas desde que se ejecutó.

Disminución del ruido

Todos ellos están en el listado de los catorce subterráneos en los que el Consistorio va a intervenir. En concreto, además de los ya mencionados, se van a mejorar los pasos a nivel de Costa Rica, Cristo Rey, glorieta de Cuatro Caminos, las Cuatro Torres, José María Soler, Ríos Rosas, Santa María de la Cabeza y el de Ventisquero de la Condesa.

En los catorce subterráneos el Consistorio va a actuar para «mejorar los sistemas de ventilación», «el aumento de la seguridad de las vías de evacuación» mediante la división en sectores frente al fuego, la «instalación de equipos autónomos de iluminación», «la creación de chimeneas de extracción de humos y gases» y la «presurización de las vías de evacuación». Además, en casos como el de Azca también se crearán «dispositivos para el control de ventiladores; en el de José María Soler se «disminuirán los niveles de ruido»; en el de O’Donnell se «impermeabilizará el pozo del centro de transformación»; y se mejorará la «protección anti-intrusión de varias salidas de emergencia» en los de Sor Ángela de la Cruz y Azca.

El túnel de Sor Ángel de la Cruz, ayer
El túnel de Sor Ángel de la Cruz, ayer - GUILLERMO NAVARRO

Como la obra se centrará principalmente en las salidas de emergencia, ventilación y algún pozo, no tendrá una gran afección al tráfico. «Serán cortes de carriles puntuales para acopiar el material de las obras o para realizar los trabajos en los ventiladores. No se va a afectar más a la circulación que con los trabajos de conservación habituales», explicaron a este diario fuentes municipales.

Afección al tráfico

Estos trabajos complementan las obras de renovación del pavimento en los túneles, que se está realizando a lo largo del mes, dentro del paquete de inversiones incluido en la operación asfalto. Los subterráneos en los que se que será mejorada la calzada son los de Francisco Silvela, María de Molina-Velázquez-A2, plaza de José María Soler, Atocha-Toledo-Mayor y Alfonso XIII-Corazón de María. Y en ellos sí que habrá afecciones al tráfico, aunque se ha escogido agosto por ser el mes en que menos desplazamientos se producen.

En concreto, el Ayuntamiento cerró ayer el túnel de Joaquín Costa y hoy, lunes, el de Francisco Silvela. Por tanto, durante esta semana estarán clausurados un total de cuatro subterráneos y un paso inferior, por mantenimiento. En el caso del de Bailén, sin embargo, la razón del cierre se debe a las obras de la plaza de España, que mantendrán esta vía inoperativa hasta agosto de 2020.

En concreto, el corte del tráfico en el túnel de Joaquín Costa, que transcurre bajo la plaza de República Argentina, comenzó ayer a las 23 horas. Este subterráneo estará cerrado hasta el 24 de agosto, cuando comenzará a funcionar después de regenerar la capa de rodadura.

Además, desde esta mañana a las 10 horas estará cortado un sentido del de Francisco Silvela-Doctor Esquerdo, bajo Manuel Becerra (entrada por Francisco Silvela), hasta el 2 de septiembre. En el otro sentido se interrumpirá el paso de vehículos desde el próximo lunes 26 de agosto. El cierre se producirá a partir de las 19 horas y se prolongará hasta el 15 de septiembre.

Tampoco se puede circular por el de Francisco Silvela bajo Avenida de América, ya que los carriles en sentido Joaquín Costa-Francisco Silvela se clausurarán hasta el 26 de agosto. Y el cierre de las vías que van en sentido contrario se producirá hasta el 13 de septiembre. A ello se suma el corte en el paso inferior de la avenida del Planetario bajo el parque Enrique Tierno Galván. En este paso a nivel sólo habrá un carril hábil por sentido.