El presidente catalán, Quim Torra, en Francia
El presidente catalán, Quim Torra, en Francia - ABC

Quim Torra: «Debemos volver a arriesgar, lo volveremos a hacer»

El presidente catalán promete ir «hasta el final» para conseguir la secesión de Cataluña

Miquel Vera
BarcelonaActualizado:

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha reconocido este martes la falta de unidad estratégica del independentismo, no obstante, se ha comprmetido a abrir una nueva fase de «confrontación» con el Estado. «En ningún caso me echaré atrás. Yo no quiero parar, ni pienso rendirme», ha apuntado el jefe del ejecutivo catalán en un acto político en Prada de Conflent (Francia).

Torra también ha pedido a los partidos y entidades independentistas que vuelvan a conformarse en «línea recta» con un objetivo común: la secesión. El jefe del ejecutivo catalán ha reconocido que el soberanismo ha perdido su «dinámica ganadora» y ha pedido al nacionalismo catalán que centre sus esfuerzos para la Diada del 11-S en «recuperar la confianza y la iniciativa». «La independencia no será nunca un regalo, sino una conquista», resalto el jefe del ejecutivo autonómico.

«No aceptar la sentencia quiere decir que habrá un antes y un después a la condena de nuestros compañeros y compañeras. (...) El Estado debe saber que con esta sentencia escribirá su condena política en relación a Cataluña», agregó Torra en referencia a la sentencia del juicio al «procé» en el Supremo que, previsiblemente, se dará a conocer a lo largo de las próximas semanas.

«Hasta el final»

Desde Francia, el presidente catalán ha hecho un discurso cargado de intencionalidad política en un foro, la Universidad Catalana de Verano, utilizado durante décadas por el nacionalismo catalán para fijar sus objetivos y metas. Así las cosas, Torra ha expuesto 10 ideas para sacar al secesionismo de la fase de desánimo actual. Entre las consignas expuestas, Torra ha pedido recuperar el «impulso» que hizo posible el referéndum ilegal del 1-O, la unidad ante la «represión» acabando así con la «batalla» entre las distintas familias del secesionismo.

«No me encontrareis en las batallas estériles», ha resaltado Torra tras aseverar que está comprometido «hasta el final» aunque ello suponga «desobedecer la Ley». Con todo, Torra ha hecho un discurso en el que ha reconocido y expuesto los fracasos recientes del secesionismo. «No hemos sido capaces de avanzar en nuestros objetivos», ha resuelto tras certificar que se está produciendo una «batalla» entre independentistas.