El presidente de la Generalitat, Quim Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra - EFE

Los CDR piden la dimisión de Quim Torra

Los autodenominados «Comités de Defensa de la República» arremeten contra el presidente de la Generalitat

«Hoy han cerrado por arriba lo que el 1-O abrió por abajo», advierte la CUP tras la reunión entre Sánchez y Torra

BARCELONAActualizado:

La estrategia de «distensión» que protagonizan desde hace semanas los presidentes de la Generalitat y el Gobierno central -y que hoy se ha visto ejemplificada con la reunión entre Quim Torra y Pedro Sánchez- está empezando a irritar a las bases más radicalizadas del independentismo. Así las cosas, hoy los CDR han llegado a exigir la dimisión de Quim Torra y la CUP ha criticado el giro estratégico del Govern.

Los autodenominados «Comités de Defensa de la República», que desde la celebración del referéndum ilegal del 1-O han marcado los tempos del secesionismo desde sus estructuras anónimas y desorganizadas, han criticado con contundencia la estrategia del Torra, quien hoy se ha reunido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«No estamos aquí para hablar de Estatutos. No hemos llegado hasta aquí para tirar la toalla. No aceptamos pactos ni cambios de rumbo. Tirad adelante lo que prometisteis en campaña electoral o dimitid», ha aseverado el CDR Cataluña, el órgano que lleva la voz cantante de estas entidades.

Los CDR han remachado su posicionamiento afirmando «república o dimisión», no al «peix al cove» -la vieja estrategia del independentismo basada en negociar pequeñas cutas de autogobierno- y «no al procecisme».

La CUP, decepcionada

«Hoy han cerrado por arriba lo que el 1-O abrió por abajo». Con esta críptica fórmula argumental ha valorado la CUP el encuentro entre el presidente del Gobierno y Quim Torra. «Si la ministra portavoz verbaliza que con la reunión hay una normalización de la relación ya podemos entender en qué terminos hablará el Gobierno», ha resaltado el portavoz «cupaire» Vidal Aragonés en el Parlament. Asimismo, ha criticado que el Ejecutivo central haga gestos con Cataluña con tal de obtener el apoyo de ERC y el PDECat para aprobar «leyes cosméticas».