La presidenta del Parlament, Carme Forcadell
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell - EFE

Los partidos constitucionalistas ven el «procés» en fase terminal

El líder del PPC, Xavier García Albiol, ha denunciado el «nuevo episodio esperpéntico del Parlament»

ÀLEX GUBERN
BARCELONAActualizado:

En fase terminal. La decisión de la Mesa del Parlamento catalán de no admitir a trámite la ley del Referéndum es la confirmación, a criterio de los partidos constitucionalistas, de que el proceso soberanista ha entrado en fase terminal, «en sus últimos días», en palabras del portavoz parlamentario de Ciudadanos, Fernando de Páramo.

Con la sensación de que, ahora sí, el «procés» entra en su fase decisiva, el Parlament ha abierto esta mañana el periodo de sesiones con la incógnita de saber cómo el independentismo tratará de llevar adelante la convocatoria de un referéndum para el día 1 de octubre que el resto de formaciones ven irrealizable.

En relación con la no admisión a trámite de la ley, y según ha añadido esta mañana el portavoz del partido naranja, Junts pel Sí y la CUP «siguen jugando al escondite, engañando a los catalanes». «Lo peor de la situación es que Carme Forcadell no actúa como la presidenta del Parlament, sino de la ANC. Actúa como una diputada más de JpS, y con ello denigra la institución y la figura de la presidencia de la Cámara».

Como conclusión, De Páramo ha considerado que la no admisión a trámite de la ley confirma que en realidad Puigdemont y Junqueras «a la hora de verdad se esconden». «No se atreven, porque saben que no lo pueden hacer, no habrá referéndum. La única salida es la convocatoria de elecciones», ha concluido el portavoz de Ciudadanos.

En la misma línea, el líder del PPC, Xavier García Albiol, ha denunciado el «nuevo episodio esperpéntico del Parlament». «Estamos en un Parlament de broma, donde no se ejercen las competencias propias, donde se registran leyes que no se llevan a la Mesa, donde se esconden estas propuestas».

Albiol, en esta dirección, ve en los hechos sucedidos esta mañana «un ejemplo más del desconcierto que se vive en el independentismo. Son conscientes de su pérdida de apoyos a marchas forzadas, y lo que tratan es de escapar de las responsabilidades políticas y legales». Ante esta situación, desde el PP se cree que JpS y la CUP tratarán de aprobar la ley del Referéndum, o incluso la llamada de Desconexión, llevándola directamente al pleno del día 6 y 7 de septiembre, sin que pase antes por la Mesa.

Por su parte, Miquel Iceta (PSC) ha mostrado su desconcierto ante lo sucedido esta mañana en la Cámara. «No sabemos si todo se ajusta a una estrategia o a la improvisación de quien no sabe dónde va, aunque creemos que es lo segundo». Para Iceta, «el motivo de fondo no es otros que la burla de las instituciones, el menosprecio a la función del control de la oposición… Y en última instancia evitar que el Consejo de Garantías Estatutarias se pronuncie sobre la citada ley». Precisamente, el PSC ya tiene preparada la solicitud de dictamen en el momento en que la ley sea admitida a trámite.