Los candidatos en el programa de Josep Cuní, en la Cadena Ser
Los candidatos en el programa de Josep Cuní, en la Cadena Ser - Pep Dalmau

Maragall, sobre el mandato de Colau: «Mucho ruido y pocas nueces»

La alcaldesa se defiende argumentando que tuvo que «revertir» problemas hereredados de gobiernos anteriores, incluido los que contaron con el candidato republicano

BarcelonaActualizado:

El debate cara a cara entre los dos candidatos favoritos a la alcaldía de Barcelona según las encuestas, Ada Colau (Barcelona en Comú) y Ernest Maragall (ERC) que ha tenido lugar la mañana de este viernes en el programa «Aquí amb Josep Cuní» de la Cadena Ser, ha sido un tenso e intenso cruce de reproches y acusaciones, en gran parte sobre el pasado y no sobre las propuestas de futuro.

Maragall ha centrado sus ataques en enumerar los asuntos que el gobierno de Colau «no ha conseguido solucionar», como los problemas de vivienda, la inseguridad ciudadana especialmente en barrios como el Raval, la contaminación o la desigualdad. «Estamos peor que hace cuatro años, ha cronificado la situación», espetó el candidato de ERC a la alcaldesa. «Siempre está mirando atrás, habla poco de presente y de futuro. Mucho ruido y pocas nueces, señora Colau», le ha resumido.

«Ni en vivienda... Hablan del 30% de reserva de vivienda pública como de su gran noticia», le ha criticado. Ella ha intentado contestarle recordando que ni desde la Generalitat ni en anteriores gobiernos municipales con otros colores políticos se había avanzado tanto en cuestiones de vivienda, a lo que el candidato republicano ha hecho hincapié en que entonces había sido ICV, integrante de BComú, la encargada de dirigir estas áreas.

Por su parte, la alcaldable de los comuns ha contraatacado defendiendo que su gobierno municipal ha tenido que «revertir» en solamente estos últimos cuatro años problemas heredados y enquistados desde «hace 40 años» fruto de otras legislaturas, incluidas en las que Maragall «no hizo nada» desde el Ayuntamiento ni desde la Generalitat de Cataluña.

Las ofensivas del enfrentamiento fueron una pelea constante del «y tú menos», una especie de competición por ver quién acusaba al otro de la mayor inactividad e ineficiencia durante los mandatos de sus gobiernos. Como cierre de esta conversación, Colau ha atajado a Maragall explicando que si no han podido tomar medidas mejores ha sido por «los bloqueos constantes y puramente partidistas de ERC».