El alcaldable Manuel Valls
El alcaldable Manuel Valls - ABC
Elecciones municipales Barcelona

Manuel Valls afirma que los independentistas «temen» Barcelona

«Es un instrumento para ellos, una moneda de cambio», ha declarado el alcaldable

BarcelonaActualizado:

El alcaldable Manuel Valls ha aprovechado su último día de campaña para reivindicarse como muro de contención al populismo y al independentismo. Aprovechando que algunos países de la Unión Europea ya han empezado a votar en los comicios comunitarios, ha resaltado que en las elecciones municipales del domingo los barceloneses tiene la oportunidad de «esquivar» con su voto ambos fenómenos.

Asimismo, el exprimer ministro galo, quien hizo una declaración de tono solemne ante la prensa, ha alertado sobre la visión que los candidatos secesionistas tienen de la capital catalana. «Es un instrumento para ellos, una moneda de cambio. En verdad no la quieren, la temen y la ven como un peligro porque es una ciudad abierta y tolerante», ha aseverado tras criticar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por decir desde Gerona que Barcelona había «abdicado» como capital de Cataluña.

El candidato respaldado por Ciudadanos, ha insistido en la trascendencia de unas elecciones locales en las que, a su parecer, se debate «exactamente lo mismo» que se está discutiendo en todo el continente: la pervivencia del populismo. Así las cosas, se ha señalado como un animal político que, al final de una dilatada carrera, quiere combatir una pulsión que ataca «el mismo corazón de la convivencia europea».

«Son unas elecciones excepcionales, las más importantes elecciones municipales de la democracia», ha resumido. Finalmente, Valls ha apostado por lograr «grandes acuerdos» que hagan de la Ciudad Condal un oasis en el que se impongan ideas y actitudes «abiertas y responsables». «El futuro de una ciudad como Barcelona no se puede reducir a un choque entre partidos e ideologías», ha remachado.

De París a los Campos Elíseos de Barcelona

Los guiños de Valls a su origen francés han trufado su carrera electoral. El candidato, nacido en Barcelona, anunció al principio de la contienda que tenía intención de trasladar su residencia a la céntrica calle París de la Ciudad Condal, donde alquiló un apartamento. Hoy, el exprimer ministro acabará la contienda con una fiesta en el pasaje de los Campos Elíseos de Barcelona. Doble referencia a sus raíces que sus adversarios trataron de usar en su contra al principio de la campaña pero que su equipo ha logrado difuminar y convertir en algo positivo.