Valls se presenta con la plataforma Barcelona pel Canvi-Ciutadans
Valls se presenta con la plataforma Barcelona pel Canvi-Ciutadans - INÉS BAUCELLS
26-M EN BARCELONA

Manuel Valls: «Lideraré la seguridad de Barcelona de forma personal. Hay que actuar ya»

El alcaldable arropado por Cs defiende una ciudad «de todos los colores, no amarilla» y exige al PSC que sea claro con sus posibles pactos

Actualizado:

Con una carrera de fondo que empezó hace nueve meses, con su presentación como candidato a la alcaldía, Manuel Valls (Barcelona, 1962) afronta la campaña con ilusión y con la sensación de que se le hará corta. El exprimer ministro francés nacido en Horta confía en conseguir unos buenos resultados para que la capital catalana deje de ser amarilla e insegura y vuelva a relucir económicamente.

¿Qué supone que el independentismo coja tanto peso en la Cámara de Comercio de Barcelona?

Que el separatismo radical gane una institución tan prestigiosa supone un peligro. Esto demuestra que el independentismo está movilizado y tiene una estrategia clara para conquistar instituciones. Por eso en estas elecciones, las más importantes en los últimos 40 años, los ciudadanos tienen que decidir si quieren una ciudad dominada por los que la quieren como palanca de una república imaginaria o los que quieren que sea una capital catalana, española y europea. No hay espacio para la frivolidad, nos jugamos mucho.

Más allá de este episodio en la Cámara, de momento no ha habido grandes polémicas. ¿Le sorprende?

Es que se tiene que hablar de ciudad y de su modelo. Tenemos muchos problemas: seguridad, vivienda, movilidad, economía, paro, la desigualdad y la pobreza…. La gente está preocupada y también cansada de los debates políticos pero estamos ante un momento crucial. Y yo no quiero una ciudad amarilla, yo quiero una ciudad de todos los colores. Una victoria de Ernest Maragall y su alianza posterior con Ada Colau provocaría unas graves consecuencias para la ciuad, pero también para España y para Europa.

Maragall y también Elsa Artadi parece que prioricen hablar de ciudad y esquivan el proceso…

Sí, pero Maragall ha dicho en varias ocasiones que su proyecto es hacer de Barcelona la palanca de la república, imaginaria claro. Aunque ellos traten de avanzar de escondidas, existe esta realidad, como se ha visto con el episodio de la Cámara. La gente tiene que saber que Maragall se aliará con la responsable de los problemas que hoy tiene la ciudad, Colau, y que hará de Barcelona palanca de esta República imaginaria.

El fin de la inseguridad es una de tus prioridades. ¿Qué propone en este campo?

Si soy alcalde lideraré personalmente la estrategia de seguridad. Tendré que dar confianza a la Guardia Urbana, incorporaremos 1.500 agentes nuevos tan pronto como podamos para que haya más presencia en la calle y les daremos material nuevo y cámaras de vigilancia, además de restablecer la Unidad de Suport Policial. También un gran pacto en la Junta Local de Seguridad entre cuerpos policiales. Barcelona es la ciudad española donde más crece la inseguridad, con un hurto cada cinco minutos: no es una percepción, es la realidad y por eso tenemos que actuar ya. Además, el tema del top manta lo resolveremos en noventa días con la movilización de la Urbana, Mossos, Fiscalía y Extranjería porque no podemos permitir una ocupación ilegal del espacio público y una actividad económica ilegal. También plantearé, y espero que no haya discrepancias entre candidatos, un plan integral contra la violencia de género.

¿Recuperará la concejalía de Seguridad que Ada Colau eliminó?

Lideraré la seguridad personalmente, daré de nuevo confianza a los responsables de la Guardia Urbana y sí, habrá una concejalía específica.

¿Qué hará en materia de vivienda?

Junto con la seguridad es la segunda preocupación de los barceloneses y es el segundo gran fracaso de Colau. Hay que ser realistas y pragmáticos: existen 82 solares municipales y hace falta un gran pacto con el sector privado y tenemos que usarlo pero hace falta un gran pacto con el sector privado, ofreciéndoles una mejor regulación, un entorno jurídico esable y menos burocracia. Podemos construir 10.000 viviendas públicas en ocho años y que el 75% sean de alquiler asequible. Yo quiero grúas en la ciudad.

¿Cómo se recupera la imagen de Barcelona?

Al pensar en Barcelona a muchos se le iluminan los ojos pero la ciudad está hoy desorientada debido al proceso separatista y la gestión de Ada Colau. No quiero presentar un escenario negro, porque por suerte mucha gente quiere venir aquí, pero hemos perdido muchas oportunidades, como la de la Agencia Europea del Medicamento. Necesitamos redefinir el rol de Barcelona como capital de Cataluña, como capital metropolitana y como cocapital de España, con una bicapitalidad. Y hay que potenciar una estrategia internacional para reivindicar que somos una gran capital europea del Mediterráneo. Tenemos que decir que todo el mundo es bienvenido en esta ciudad, y más si es para invertir.

Usted quiere pactar con el PSC pero Albert Rivera se postula como la gran oposición a Pedro Sánchez. ¿Cómo se entiende esta posible alianza?

Aquí el problema no es VOX, a diferencia de las generales, en las que hubo un voto de miedo. Los juegos políticos de Madrid no tienen que entrar, porque aquí el peligro es la alianza entre el populismo de Colau y el separatismo de Maragall. Por eso tengo que ser el más votado, y de ser así quiero pactar con el PSC y con el PP. Collboni habla de las izquierdas, pero ¿con quién quiere pactar? ¿Quiere reeditar el bipartito con Colau, a pesar del desastre que ha supuesto su gestión, de la que es él también en parte responsable? ¿Quiere pactar con ERC? Debería decir la verdad y ser transparente... Yo sí tengo los pactos claros. Por eso, los barceloneses tienen que saber que el cambio potente en Barcelona soy yo. Estoy seguro que el día 26 habrá sorpresas.