Fachada del Parlament de Cataluña
Fachada del Parlament de Cataluña - INÉS BAUCELLS

La Generalitat se apropia de la Diada y la dedica a los políticos presos

Los actos institucionales del 11-S también reivindidarán la «recuperación de las instituciones» tras el 155

BarcelonaActualizado:

El acto institucional de la Diada Nacional de Cataluña que cada año organizan conjuntamente la Generalitat y el Parlament se celebrará este año el 10 de septiembre y reivindicará la libertad de los políticos presos y exiliados con una marcha por la libertad que encabezarán el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent, como avanzaron ayer la portavoz del Govern, Elsa Artadi, y el vicepresidente primero de la cámara, Josep Costa.

El protagonismo del acto institucional del 11-S será para la exigencia de la «libertad de los presos políticos y exiliados y la libertad colectiva del pueblo que representan», después de un año marcado por la «excepcionalidad», explicó Artadi.

La cita arrancará el próximo lunes día 10 a las 20:30 horas con la llegada de la «flama» del Canigó al Parlament. Desde allí una «marcha por la libertad», encabezada por Torra y Torrent, trasladará este fuego simbólico hasta el Palau de la Generalitat para, como explicaron ayer los portavoces, «devolver la fuerza y las esperanzas a las instituciones, después de unos meses de oscuridad y parálisis impuestas».

"Fuerza tras la oscuridad"

La caminata reivindicativa hará parada en el Born Centre Cultural y la marcha acabará en la plaza Sant Jaume, ante las puertas del Palau de la Generalitat para, de forma metafórica, «devolver la fuerza y las esperanzas a las instituciones, después de la oscuridad y la parálisis impuestas» por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Artadi argumentó que la Diada de este año es «muy especial», tanto a nivel político como humano, ya que hay líderes independentistas en prisión o en el extranjero, y puso la alerta en que las libertades individuales y colectivas siguen «amenazadas».

El cartel de la cita institucional ha pretendido precisamente reflejar esta «amenaza», como detalló Artadi. Así, sobre un fondo de color amarillo, aparecen representadas las cuatro barras de la bandera catalana, pero tapadas con una cinta de color gris para simbolizar la «censura». En la obra, una de las cintas de las cuatro barras empieza a despegarse para visualizar la recuperación del autogobierno tras el 155, con el que se pretendió «silenciar las instituciones nacionales».

Como cada año, el Govern celebrará también la Diada con un evento en Madrid el jueves 13 de septiembre presidido por Artadi y en el que participará el delegado del ejecutivo catalán en Madrid, Ferran Mascarell. Siguiendo el protocolo habitual, la Generalitat invitará a la cita a miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Las delegaciones del gobierno catalán en el extranjero también harán actos y, por su parte, el Parlament, otorgará este año su medalla de oro a la Asociación de Profesores Rosa Sensat.